PUBLICIDAD
Actualidad

Carlos Lozano, fuera de sí contra ‘Supervivientes’ destroza el Palafito

El concursante se ha puesto al límite por el trato que está recibiendo por parte de la organización y arremete duramente contra el programa.

Carlos Lozano, el ‘pirara olvidado’ desde hace unas semanas al ser el menos votado por la audiencia, no está enfrentando de la mejor manera esta segunda etapa de su trayectoria en el concurso. El Palafito se ha convertido en la horma de su zapato, y estar aislado y en solitario le ha acabado pasando factura mentalmente.

PUBLICIDAD

Al principio, parecía que esa difícil localización iba a ser el nidito del presentador. Pero nada más lejos de la realidad. La fortaleza mental de la que ha presumido hasta ahora se ha rendido a las condiciones extremas que en esta edición impone el pirata Morgan en los Cayos Cochinos.

No obstante, Carlos no ha cumplido una de sus normas inviolables; la de no poder comunicarse con sus compañeros bajo ningún concepto. Por eso, la organización decidió amonestarle este domingo en ‘Conexión Honduras’. Debía convivir con Violeta, una de sus mayores enemigas en la isla, y sin poder salir del maltrecho Palafito más que para hacer sus necesidades.

PUBLICIDAD

Esta complicada sanción, unida a que un inspector de la organización de ‘Supervivientes 2019’ le llamó la atención por salirse de la zona acotada, le ha llevado a estallar y a cargar contra el propio programa por lo que considera un trato injusto. “Han conseguido eso, joderme y fastidiarme”, le confesaba a Violeta mientras agitaba el fantasma de su posible abandono si la situación continuaba así.

Eran las pocas palabras que el concursante ha verbalizado antes de enajenarse. Carlos Lozano ha descargado su ira arrojando contra la arena y destrozando violentamente todo lo que había construido desde que hace unas semanas pusiera un pie en el Palafito. Es su pulso a una organización que va a atender a sus plegarias enviándole a Míriam Saavedra, como ‘fantasma del pasado’. Nótese la ironía.

PUBLICIDAD
Y ADEMÁS:
Share:
PUBLICIDAD