PUBLICIDAD
Actualidad

Tensión y muchas lágrimas en la segunda gala de ‘Masters de la reforma’

La tensión vivida durante la prueba por equipos fue la gran protagonista de la noche.

Las caravanas de ‘Masters de la Reforma’ continúan recorriendo España. El nuevo talent de Antena 3 paró en Soria en la gala emitida este lunes para reformar un edificio antiguo y convertirlo en un albergue para promover el turismo en la zona. Las nueve parejas que quedaban en el programa se pusieron sus monos de trabajo para intentar convencer al jurado. Pero al final de la noche sólo ocho parejas quedarían en pie.

PUBLICIDAD

En esta segunda gala del programa producido por Atresmedia Televisión en colaboración con Shine Iberia, el jurado compuesto por Tomás Alía, Carolina Castedo y Pepe Leal es cada vez más exigente. Van quedando menos parejas en la competición y, por lo tanto, cada vez son más perfeccionistas en sus trabajos.

Prueba de habilidad: Gormaz (Soria)

Prueba de habilidad en Gormza

PUBLICIDAD

Una vez las caravanas se instalaron en Gormaz, un pequeño pueblo de Soria, los concursantes de ‘Masters de la Reforma’ tenían trabajo por delante. Las nueve parejas tuvieron que demostrar cómo se les da empapelar una pared con papel pintado. Y el resultado fue bastante negativo para el jurado.

En esta ocasión, el jurado de ‘Masters de la Reforma’ valoró la velocidad, la coordinación y, especialmente, el acabado. No consintió que el papel estuviese mal pegado, roto o con burbujas. El resultado: Chano y Raúl y Paco y Jessica fueron los peor valorados y Albert e Iván se convirtieron en los ganadores de la prueba.

PUBLICIDAD

Prueba de exterior: la construcción de un albergue

En la prueba por equipos transformaron, en tres días, un edificio histórico de Gormaz en un albergue. Se trata de una propiedad que anteriormente ha sido la casa de la telefonista, de la alcaldesa y, durante años, el único bar del pueblo. Este proyecto puede ser clave para dar vida al pueblo, ya que el objetivo era ayudarles económicamente y atraer a los peregrinos que visitan la zona. 

La cuadrilla de Albert e Iván se encargó del interior del albergue y Paco y Jessica, elegidos como los jefes de cuadrilla del equipo contrario, tuvieron que hacer frente a la obra del exterior. Los encargados de la reforma interior construyeron varios espacios para dormir, un amplio salón, una cocina, un baño y una recepción, entre otros trabajos. La cuadrilla que ocupó de la reforma exterior arregló toda la fachada, acondicionó el patio con zonas ajardinadas y construyó un espacio con barbacoa para el descanso.

El jurado decidió finalmente que el equipo capitaneado por Paco y Jessica eran los ganadores de la prueba y no tenían que pasar por la fase de expulsión del programa. Javier y Jonathan, Iván y Albert, Eric y Borja, Raúl y Chano y Maite y Silvia tenían que demostrar todo lo que saben hacer en el plató.

Prueba de expulsión: el dormitorio de Carmen Lomana

Carmen Lomana en la prueba de eliminación.

Ya en plató, las cinco parejas que no formaron parte del equipo ganador tenían una prueba por delante. Carmen Lomana era la cliente invitada y ella les pidió a los concursantes que hicieran un dormitorio.

Ya concursando por separado, cada pareja tuvo que hacer un estilo de dormitorio en su propio cubículo, un habitáculo vacío que aparecerá en todas las galas de ‘Masters de la Reforma’ y que cada semana habrá que reformar de una manera distinta.

Durante varias horas consecutivas, los concursantes tuvieron la oportunidad de visitar por segunda vez el gran almacén de ‘Masters de la Reforma’ para conseguir el mejor resultado. Al final de la noche había que tomar una decisión y el jurado del programa decidió que Eric y Borja tenían que abandonar la competición.

 

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD