PUBLICIDAD
AudienciasPortada

La crítica de la semana: Las últimas supervivientes de la ficción española

ANÁLISIS DE AUDIENCIAS | Semana del 29 de abril al 5 de mayo de 2019.

Lejos quedan aquellos tiempos en que las series españolas eran las reinas de la parrilla. Con la llegada de la televisión bajo demanda son pocas las ficciones que gozan del beneplácito de la audiencia tradicional.

PUBLICIDAD

En las reuniones entre amigos o en las comidas de trabajo ya nadie comenta la nueva serie de Telecinco o de Antena 3, eres un auténtico kamikaze si te atreves a mencionarlas ante el estupor de la concurrencia que te mira como a un extraterrestre. Ahora no eres nadie si nos has visto el último capítulo de ‘Juego de tronos’, imprescindible alardear de ello en tu Instagram, o si no consumes todos los estrenos de Netflix como un borrego que sigue al rebaño sin mirar siquiera la sinopsis del producto. Poco o nada se les exige a las ficciones de las grandes plataformas online, ya de primeras tienen una base de fieles que consumen sus producciones con el único criterio de aprovechar la cuota mensual. Mucho más complicado lo tienen las series emitidas en la televisión generalista, el público se ha malacostumbrado a atiborrarse de capítulos y no está dispuesto a mantener la magia de antaño, con esa sensación de anhelo que nos concedía la espera. También es verdad que las cadenas maltrataron sus apuestas con programaciones imposibles y tiempos de publicidad exasperantes, tardando en reaccionar a las nuevas formas de consumo mientras mantenían las pautas de su antiguo monopolio.

En estos tiempos difíciles para la ficción española, en los que Antena 3 pincha estrepitosamente con sus ’45 revoluciones’ y Telecinco va por el mismo camino con sus ‘Secretos de Estado’ , La 1 ha estrenado esta temporada una de las pocas series que han conquistado a la audiencia. ‘La caza. Monteperdido’ supera con creces la media de la cadena y esta semana marcaba un buen 12,8% de share contra la final del indomable ‘Got Talent’. Una ficción muy digna, que se emite del tirón sin publicidad y que termina antes de la medianoche, un regalo para el espectador en estos tiempos de horarios imposibles. La serie sabe compaginar la intriga propia de un thriller con el costumbrismo español, dotando a los personajes de entidad a la vez que los hace reconocibles para el gran público. Cuenta con una trama muy bien hilada y con unos paisajes del pirineo aragonés que hacen las delicias de cualquier contemplador de postales. Todo ello interpretado por un elenco solvente, en el que destaca Megan Montaner. La actriz nos regala un personaje redondo, de esos que viven la tragedia sin histrionismos  y que hacen de la capacidad de contención su virtuosismo; con poco que nos regale una media sonrisa ya tiene al respetable a sus pies.

PUBLICIDAD

De una serie de estreno que consigue sobrevivir a la jungla audiovisual a dos ficciones muy veteranas que siguen gozando del respaldo de sus fieles seguidores. Por un lado la esperada nueva tanda de ‘La que se avecina’, que de tanto postergar su estreno ya tiene algunos gags un poco desfasados. Le van tan bien las cosas a Telecinco que no ha recurrido a ella hasta finales de abril. La serie mantiene su trono de ficción española más vista en el mercado generalista pero achaca un poco  la falta de continuidad, marcando el pasado miércoles un notable 18,8% de share. La comedia preferida de los españoles ha perdido parte de su frescura y la repetición en los ademanes de sus personajes ya ha roto hasta los moldes de lo caricaturesco. Las situaciones sobrepasadas ya no resultan graciosas porque ya conocemos todo el abanico de reacciones de los habitantes de Montepinar. ‘La que se avecina’ es una primeriza si la comparamos  con la más longeva de la ficción española. ‘Cuéntame’ ya ha llegado a su vigésima temporada y esta semana marcaba un buen 13,6%. El secreto de tantos años está en mantenerse fiel a un estilo introduciendo cambios de guión que no sobresalten a su audiencia, como esa vieja chaqueta destartalada que a pesar de estar llena de bolas la mantienes en el armario más por nostalgia que por utilidad alguna.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD