PUBLICIDAD
Actualidad

Fabio y Violeta tienen relaciones explícitas en ‘Supervivientes 2019’

Los dos supervivientes no han podido reprimir ni un minuto más su tensión no resuelta y han protagonizado un desenfrenado ‘palmering’.

Hasta el pirata Morgan, en cuyas manos está el devenir de los concursantes de ‘Supervivientes 2019’, sabía que esa pasión desenfrenada entre Violeta y Fabio solo conducía a un camino. Desde que la ex tronista dejó en directo a su novio Julen, atraída y conquistada por las artes seductoras del italiano, los dos han demostrado estar cada vez mejor compenetrados.

PUBLICIDAD

Sin embargo, eso solo era el principio de lo que estaba por llegar. Porque aprovechando que se celebraba el 29 cumpleaños de Fabio, la organización del programa decidió enviarlo junto a Violeta a una isla desierta para que pudieran disfrutar de una noche de intimidad. Y vaya que si lo hicieron. Los espaguetis y la tarta que comieron les insuflaron tanta energía que el ambiente de la playa, ya con el estómago lleno, no tardó en calentarse. Hasta las iguanas y los cangrejos se quedaron impertérritos.

Lo que empezó con arrumacos y caricias románticas entre la incipiente pareja, terminó en una pasión desbordante. Se trata del primer ‘palmering’ de esta edición de ‘Supervivientes’ y uno de los más explícitos que se recuerdan en los últimos años. “Se marcaron un koala” -avanzaban- y bien poco les importó que todas las cámaras estuvieran apuntando a esa escena apasionada.  

PUBLICIDAD

“Fue tal el despendole, que les importó un rábano que hubiera cámaras delante. Lo dieron todo, todo”, así daba paso Carlos Sobera al que puede ser con total seguridad el vídeo más comprometido de la edición. Tanto que desde el programa han aclarado que no todo el contenido es emitible y que algunas partes las han tenido que censurar. “Ya estoy a punto de llegar”, con estas palabras de Violeta concluía semejante secuencia.

Un episodio de alto voltaje por el que ahora no se entiende que Fabio tenga serias dificultades para hacer fuego en la isla. Más aún tras la confesión de Violeta hacia Mahi al regresar a Cabeza de León con sus compañeros. La diseñadora quiso empaparse de todo y a la tortolita no tuvo que insistirle demasiado.

PUBLICIDAD

“Hubo fuego y flipamos. Cómo podemos estar así si hace un mes que no comemos”. De hecho, Violeta fue más allá: “es perfecto de cosa media tirando para arriba”, en alusión a lo que el italiano calza y no precisamente de pie. Quién dijo que la líbido no sobreviviría a las condiciones extremas de la isla.

Y ADEMÁS:
Share:
PUBLICIDAD