PUBLICIDAD
Actualidad

Imanol Arias revela sus momentos más duros: «Tuve un problema de adicciones»

El actor que da vida a Antonio Alcántara en la ficción desde hace 20 temporadas, no ha tenido una vida ‘nada fácil’.

Imanol Arias lleva en ‘Cuéntame cómo pasó’ desde el primer episodio emitido en 2001. El actor que empezó con 44 años, tiene ahora 62 y reconoce en una entrevista a El País, que su vida ha dado diversos giros en estos 18 años pero se da la casualidad que pesa idéntico, 70 kilos.

PUBLICIDAD

El intérprete saca a la luz sus problemas económicos antes de empezar la serie, que lleva protagonizando 20 temporadas: «No tuve suerte con una inversión empresarial que realicé. Así que económicamente me vino muy bien ‘Cuéntame».  Tampoco evita hablar de sus problemas con Hacienda, por los que tuvo que pagar unos 5 millones de euros: «Nunca pensé que las cosas se estaban haciendo mal. Y acepto que, al hacerlas mal, tenga que reponer. Esa es la lección aprendida: no tienes que descuidar las cosas. Es un caso que se ha dado en muchos compañeros: en un momento determinado nos recomendaron tener sociedades». Para recuperarse económicamente, lleva tres años sin parar de trabajar, sobre todo entre ‘Cuéntame’ y ‘Velvet Colección’: «Y cuando digo sin parar es sin parar. Espero bajar el ritmo este verano», adelanta.

‘Cuéntame’ emite actualmente su 20ª temporada en La 1, y esta temporada es la primera tras la marcha de Ricardo Gómez, el actor que da la vida a su hijo en la ficción, Carlos Alcántara. Pero Imanol también reconoce haberse planteado dejar la serie. «Por diferentes motivos, al menos cuatro. Siempre con la sensación de que cuando me lo planteaba rompía un compromiso», aclara ante las muchas vicisitudes que ha sufrido la producción. «Por ejemplo, cuando TVE abandonó la publicidad. Pensé que eso iba a afectarnos», continúa. «Otras veces me he preguntado si hacía falta tener un trabajo continuado durante tanto tiempo. Después de 18 años de éxito me pregunto dónde está el siguiente escalón del fracaso para un fracasador como yo», reconoce.

PUBLICIDAD

Y a pesar de la fachada de «hombre de éxito», Imanol confiesa sus momentos más duros. «Mi vida ha ido de fracaso en fracaso, que es no llegar a la puntuación media mínima. Lo que hay que hacer es digerir el fracaso muy rápido, no ir de tragedia en tragedia, ser exigente, pero no de una manera doliente».

Imanol se mudó del País Vasco a Madrid a mediados de los setenta, en plena efervescencia de juventud y fama, unos años donde hubo algunas sombras, y en los años noventa decidió parar. El peso de la fama era insostenible y coqueteó con determinadas sustancias. El actor de ‘Cuéntame’ reconoce que tuvo un problema de adicciones. «Pero no fue el más mortífero. Era muy profesional. Estaba bien visto. Mis adicciones no eran las adicciones de la muerte. Yo no soy excesivo, pero soy constante», afirma.

PUBLICIDAD

También se moja respecto a la situación política, y se detiene en la desunión de la izquierda, «un clásico». ¿Dónde prefiere vivir, en un régimen como el de Venezuela o en un país gobernado por un partido de ultraderecha? Su respuesta es clara: «Yo con un tipo de régimen como el de Venezuela tendría muchos problemas para vivir porque es muy intervencionista. Con un régimen fascista estoy más acostumbrado a esconderme y sé qué hacer. Ni me detectarían. Pero con un aparato estatal enorme me sería muy difícil».

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD