PUBLICIDAD
OpiniónPortada

Desmontando algunos mitos del certamen Miss y Mister España

Miss España vuelve en 2019 tras ocho años sin celebrarse, gracias a Juncal Rivero. El certamen de belleza regresa junto a su versión masculina, despertando algunas críticas. ¿Son justificadas?

Hoy en día las críticas y el sacar punta a todo lo que se hace está al orden del día. Miss y Mister España vuelven en 2019 tras ocho años sin celebrarse. El certamen de belleza regresa de mano de Juncal Rivero, ganadora del concurso en 1984, tras convertirse en licenciataria de esta marca registrada. Pero ni mucho menos la vuelta del famoso certamen iba a pasar desapercibida; tras conocerse la noticia, las críticas en redes sociales no se han hecho esperar.

PUBLICIDAD

El mayor número de objeciones hacen referencia a que en el gran momento de movimiento feminista en el que vivimos no puede retomarse este certamen al que califican como “machista”; críticas que solo hacen referencia la versión femenina olvidándose completamente de la masculina.

Mi pensamiento es totalmente contrario a estos juicios negativos, hablando desde mi propia experiencia como Mister Internacional Madrid 2018. El certamen vuelve en el momento idóneo, para dar oportunidad a quien quiera sin poner límites y abriendo mucho más el abanico de posibilidades para poder presentarse. Como ya dije en un artículo anterior, el concurso ha cambiado mucho; los valores personales, la forma de ser, la cercanía y la cultura de cada candidato y candidata están por encima de una belleza exterior muy subjetiva. La existencia de un canon fijo como marcador de lo bello es un sinsentido que afortunadamente está diluyendo; y un certamen como Miss y Mister España es el formato más oportuno para ver todo tipo de perfiles distintos de chicos y chicas, demostrando que cada uno de ellos son guapas y guapos sin ser iguales. Desde hace unos años podemos ver modelos profesionales de perfiles muy heterogéneos, que son necesarios sacar a la luz en el mundo de la moda para que los complejos físicos sean historia algún día. Los cánones de belleza están desapareciendo, y lo vemos en la multitud de perfiles distintos que hay hoy en la moda.

PUBLICIDAD

En el certamen se transmiten valores muy importantes como el compañerismo, convivencia, tolerancia, y respeto. A primeras puede parecer frío y poco amable, pero es todo lo contrario. Porque si la gente se informase de qué tipo de pruebas hay en el concurso y la forma de trabajar en la que se basan para finalmente elegir un ganador y ganadora cambiarían su forma de verlo. En mi caso me considero parte del cambio radical en el mundo de la moda y el modelaje. Desde muy pequeños hemos visto como los modelos siguen unos patrones exactos para poder triunfar, una altura mínima, un peso, unas facciones concretas… patrones que intentamos seguir para ser lo más guapos y guapas posibles, y es un error, ya que lo único que consiguen es que muchas personas cojan complejos con sus condiciones físicas, como me pasó a mí. Mi mayor obsesión desde pequeño fue la altura, siempre he querido medir 185 cm ya que todos los modelos lo median. Esto me llevo a tener un gran complejo ya que mido 175 cm. Afortunadamente hoy en día no tengo ese complejo y en parte es gracias a mi participación en Mister Internacional España 2018 donde fui uno más y había todo tipo de perfiles distintos de chicos.

El hecho de que se critique que una mujer tenga que desfilar en bañador me parece algo denigrante, si tan abiertos de mente somos y tan liberales con todo, ¿por qué no respetar que una mujer quiera lucir su cuerpo en un desfile? Que por otro lado es una libertad que no se debe coartar ya que todos los participantes lo hacen porque quieren sin ser obligados a nada. Tener un cuerpo trabajado significa llevar un constante trabajo físico y una alimentación sana y diaria y es algo que admirar.

PUBLICIDAD

Si ademas lo vemos desde el punto profesional, el certamen es una plataforma de visibilidad importante en la moda y en otros sectores. Toda una escuela. Como ejemplos de misses y misters España que han pasado por el concurso y luego han realizado carreras profesionales gracias a este, tenemos a Eva González que tras alcanzarse con el título en 2003, desfiló como modelo en prestigiosas pasarelas y fue la imagen de conocidas marcas. Sin embargo, Eva González también dio el salto a la televisión y ha conseguido forjarse una exitosa carrera dentro de ella como presentadora. También cabe destacar el caso de Jorge Fernández que tras la obtención del premio Míster España en 1999, inició su carrera artística, interviniendo como actor en series como ‘Los Serrano’ y convirtiéndose en presentador de numerosos programas de televisión. Pero el evento que empezó a retransmitirse por televisión en 1991 en Telecinco coronó a otros rostros tan importantes como Sofía Mazagatos, María José Suárez, Lorena Bernal, Helen Lindes, Verónica Hidalgo o María Jesús Ruiz, flamante ganadora de ‘GH DÚO’.

Además como hemos visto recientemente en el certamen de Miss Universo, España hizo historia llevando por primera vez a una mujer transgénero representando un país. Ángela Ponce ha sido un foco de visibilidad internacional; una vez más un concurso de belleza rompe barreras y ayuda en movimientos minoritarios que son necesarios sacar a la luz.

Es el momento de la vuelta de Miss y Mister España y dar así oportunidades a jóvenes con ganas de triunfar en el mundo de la moda y por qué no en el mundo de la televisión.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD