PUBLICIDAD
Actualidad

Sofía y Alejandro no aguantan la tensión en ‘GH DÚO’ y la resuelven con tocamientos

La madrugada de este miércoles, tras horas de fiesta y agua con misterio, ha dado mucho de sí y ha provocado un auténtico terremoto en la casa de ‘GH DÚO’.

Mientras se producían esas tremendas escenas entre Ylenia Padilla y Antonio Tejado, en las que todo apunta a que ambos concursantes no reprimieron el calentón, se acabaron liando, y algo más, en el jacuzzi de la casa; otra pareja escribía también el nuevo capítulo de su enredada trama en una estancia no muy lejana.

PUBLICIDAD

Censurar ese más que posible escarceo entre Antonio e Ylenia a costa de enfocar durante horas las habitaciones, ha tenido su parte buena y, en este caso, ha permitido que los seguidores hayan sido testigos una escena también caldeada. Parecía que los cuatro estaban quemando sus cartuchos para demostrar el juego que podían dar. ¿Estrategia para consolidar un complot que propicie la expulsión de María Jesús? No sería descabellado.

Lo cierto es que, pese a que en las últimas horas ha habido enfrentamientos y cruce de reproches entre ellos, Sofía y Albalá han protagonizado un enésimo acercamiento y precisamente a la hora de irse a dormir. Los dos estaban eufóricos tras la fiesta que se pegaron y no podían conciliar el sueño tan rápido. Sofía le pidió que le acompañara un rato a su cama para que “le diera calor” y Alejandro, visiblemente aturdido con la situación, cedió unos minutos, pero de pronto decidió más bien marcharse directamente hasta el baño. ¿Qué pasó allí? Parece que se dio calor.

PUBLICIDAD

Sofía, por su parte, no iba a ser menos y, poco después, también salía unos minutos del cuarto para desfogarse. Algo que ella misma confirmaba cuando el concursante le preguntaba si se había “tocado”.

PUBLICIDAD

Esta es la secuencia en la que ella vuelve a la habitación. Alejandro le espeta un “qué bien, ¿no?” en un tono claramente sarcástico que evidencia su malestar, Sofía se lo reconoce abiertamente y éste brama un “qué asco”. Una contestación que los espectadores han reprobado porque, solo un momento antes, él se había ido «a dormir más a gusto» haciendo lo propio. El bucle continúa.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD