PUBLICIDAD
Actualidad

María Jesús Ruiz ataca a Kiko Rivera en ‘GH DÚO’ tras llamarle «calientapollas»

La bronca se ha producido tras el desafortunado comentario de Kiko Rivera.

La calma no llega a la casa de Guadalix. Durante el último debate de ‘GH Dúo’ se produjo la última bronca cundo Kiko Rivera e Irene Rosales mandaron un mensaje a María Jesús Ruíz al insinuar que esta usa el confesionario para criticar a sus compañeros a sus espaldas.

PUBLICIDAD

Durante el cruce de reproches, Kiko Rivera llamó «calientapollas» a su compañera, y tras ver que este no se retractaba, le acusó de machista.

En un confesionario, María Jesús Ruíz ha hablado de la situación. “Me encuentro muy mal. No quiero que me vean llorando ni que me grabéis. Luego la gente dice que lloro para dar pena, pero lloro porque me duelen las cosas. Es mi forma de ser, tengo sentimientos y no me gusta que me ataquen cuando son mentiras las cosas que dicen. Bien sabe el Señor, la Virgen de la Cabeza y todos los santos del Cielo que a mí no me preocupa la nominación”, dijo llorando.

PUBLICIDAD

Sus declaraciones en el confesionario continuaron. “Que utilicen información que tienen para hacerme daño… Yo no utilizo la información para hacer daño, ¿sabes? Yo no lo haría, no hago daño a la gente. No soy mala persona”, sollozaba. “Si me derrumbo y utilizo el confesionario para contaros cómo estoy, también tengo derecho. Aquí encuentro un poco de cariño y que me escucháis. ¿Tan difícil es de entender?”.

También habló del desafortunado comentario de Kiko Rivera. “Eso no es verdad y se demostró. Me parece un comentario tremendamente machista, anacrónico y falso. Yo no estuve calentando nada a nadie. Mi pena era tener que retener cosas que no quería que pasaran”.

PUBLICIDAD

Y cargó contra Rosales. “La otra defendiendo al marido… ¡Ya está saliendo la verdadera Irene! ¡Que parece doña perfecta! ¡Parecen los dos los presidentes de la comunidad!”.

Ha advertido sobre lo que podría hacer para atacar a su compañero. “Yo también podría utilizar cierta información que este señor ha dado aquí y no lo hago. Yo no soy la que se gasta 4.000 euros en media hora en un casino. Primero, porque no los tengo. Segundo, porque sé muy bien lo que cuesta ganarlos”.

“Estaré aquí hasta que la audiencia quiera, pero siendo yo, diciendo lo que me nace del corazón y sin hacer daño a nadie. Yo no ataco injustificadamente, me defiendo de los ataques. ¡Basta ya de que me pisen la cabeza!”, gritaba. “¡Ellos son los que me han hecho víctima y me han puesto a parir! Vaya parejita, ¡son la ambición con patas! Se me olvidaba que todavía quedaba pandilla de Antonio…”, decía visiblemente cabreada.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD