PUBLICIDAD
EspecialPortada

Las 4+1 decisiones que han hundido a Cuatro a su mínimo histórico

Cuatro cierra el mes de febrero de 2019 con un 4,8% de cuota, lo que se traduce en el mínimo histórico de la cadena desde sus inicios. Hoy analizamos los motivos por los que Cuatro ha tocado fondo y apuntamos ideas para el renacer de la cadena.

Si bien Cuatro siempre ha sido una cadena referente a cuanto a jóvenes, entretenimiento, diversión en información se refiere, últimamente la cadena anda de capa caída y este mes de febrero ha tocado fondo con mínimo histórico desde sus inicios. Este tremendo bache que está atravesando Cuatro tiene su explicación y sí, también tiene solución.

PUBLICIDAD

Un cúmulo de malas decisiones

La primera decisión que sorprendió a todos fue la cancelación del programa vespertino de Javier Ruiz, ‘Las mañanas de Cuatro’, magacine que aportaba un número considerable de espectadores a la franja matutina del canal. Aunque el programa no le ganaba la partida a ‘Al rojo vivo’, su inmediato competidor, si que es cierto que conseguía excepcionales datos de audiencia con los que Cuatro podía mantener el tipo.

La cancelación de ‘Las mañanas de Cuatro’ provocó una remodelación de la parrilla y el espacio fue sustituido por ‘Mujeres y hombres y viceversa‘, que actualmente aporta datos de entre el 3% y el 6% de share. Datos que se tornan en un verdadero problema para la cadena. Unido al mítico dating, venía el estreno de ‘El concurso del año’, con datos que oscilan entre el 6% y el 7% de cuota de pantalla. Aunque la audiencia de este último espacio no es mala, no se acerca a los datos de su antecesor.

PUBLICIDAD

La siguiente decisión sorpresa fue la cancelación de sus informativos, que os adelantó El Televisero en exclusiva, un hecho insólito en una cadena privada generalista hasta la fecha. Todos los medios se hicieron eco de esta drástica decisión y algunos ya les aseguraban el nicho a Cuatro como cadena de televisión por prescindir de los informativos. Sin embargo, en Mediaset parecían tenerlo muy claro; querían destacar en el género del entretenimiento y dejar a un lado el informativo. La decisión parecía tener sentido, si La Sexta se había convertido en un referente en información y a Cuatro le iba mejor con el entretenimiento, por qué no seguir por ese camino.

Por ese mismo motivo, si hay una decisión que nos sorprendió, fue la puesta en marcha de ‘Cuatro al día’, un magacine informativo para revitalizar las tardes de la cadena. El resultado es que las tardes de Cuatro están haciendo mínimo histórico y el programa suele hacer datos que rondan el 2% de share. Los datos no nos sorprenden, porque si una cadena afirma querer dejar a un lado el genero informativo para centrarse en el entretenimiento y por ello elimina de su parrilla los informativos, no tiene demasiado sentido que apuesten por un magacine repleto de información para sus tardes.

PUBLICIDAD

Tampoco le va demasiado bien a ‘Todo es mentira’, el programa de las sobremesas presentado por Risto Mejide que suele congregar al 3% de los espectadores cada tarde.

Ni hablar de los programas de prime-time de la cadena, ‘La vida con Samantha’, uno de sus últimos estrenos, ha tenido que ser retirado de parrilla por bajos datos de audiencia. ‘En el punto de mira’ está haciendo datos en esta quinta temporada de entre el 3% y el 5%, algo que se torna insostenible para el prime time.

Cuatro tiene solución

Resultado de imagen de LUJAN ARGUELLES QQCCMH

Si tuviese que elegir el género que mejor se le da a Cuatro ese sería el entretenimiento, el tróspido concretamente. Cada vez que Warner Bross IPTV y Cuatro se unen para hacer un programa nos encontramos con algún formato divertido y sorprendente. Ejemplos de esta unión son «First Dates», «Ven a cenar conmigo», «Quien quiere casarse con mi hijo» o incluso el mítico «Perdidos en la tribu. Por ello, no entendemos porque ya no encontramos programas de esta productora en el prime time de la cadena, la vuelta de ‘Quien quiere casarse con mi hijo’ o ‘Perdidos en la tribu’ debería ser obligatoria.

Lo cierto es que pese a todos los males mencionados anteriormente, Cuatro se ha vuelto a posicionar -pese al mínimo histórico en audiencias- como la séptima cadena más comentada en redes sociales, teniendo en cuenta que actualmente no hay ningún producto demasiado fuerte en la cadena, es todo un logro. El share social, medido también por Kantar, es un indicativo de que el público joven, los más activos en redes, te está viendo.

La parrilla de Cuatro necesita una remodelación completa, que a nuestros ojos no parece tan compleja. Cuatro tiene la esencia, y el publico identifica muy bien los productos con la cadena, a pesar de que muchos de ellos ya ni se están emitiendo. Por lo tanto, eso de que Cuatro ya no tiene identidad, como sostienen muchos medios, no es del todo cierto.

Las tardes tienen que cambiar, pero no a cualquier producto o serie extranjera. Las tardes necesitan un cambio potente. Una versión diaria en las tardes de Cuatro de ‘Amor a prueba’ o ‘Doble Tentación’ sería perfecta para resucitar con éxito las tardes. Aún no entiendo como en Mediaset no habían comprado con anterioridad este formato para Cuatro. No hay ninguna cadena en el panorama español a la que la adaptación de este formato le pueda venir mejor. Este reality sería perfecto para cubrir la cuota de personajes del estilo viceversos y la cuna de posibles estrellas para otro tipo de programas como ‘Supervivientes’ o ‘Gran Hermano VIP’. Un programa como ‘Amor a Prueba’ de unas dos horas de duración, de lunes a viernes, y presentado por alguna figura relacionada con Cuatro sería ideal. Incluso la adaptación de ‘La isla de las tentaciones’ podría asemejarse a estos formatos.

Otro producto que los jovenes necesitamos en parrilla es alguna serie hecha para este tipo de público. ¿Por qué no intentar volver a tener éxito en este tipo de ficciones? Una serie diaria que intente cubrir el hueco que nos dejó a todos ‘Física o Química’ sería una idea excelente para hacer tándem en las tardes de Cuatro con el reality previamente mencionado.

El programa de las mañanas era importante para Cuatro porque hacia crecer mucho la cuota de pantalla diaria de la cadena, pero lo cierto es que un programa matutino fuerte no es lo más importante para la cadena. Una de las franjas más descuidadas para la mayoría de canales de televisión es la del late-night, franja para la que en un principio pensábamos que estaba destinada Todo es mentira y en la que realmente podría irle mejor al formato. Un buen programa de late night que interese al espectador puede reportar a una cadena grandes datos de share ya que es una hora con muy poca competencia, lo que puede aumentar de forma considerable el dato diario de una cadena.

Por su puesto el prime time tiene que resurgirse a sí mismo, no se entiende el por qué de las no vueltas de algunos programas característicos de Cuatro como ‘21 días’, ‘Quien quiere casarse con mi hijo’, ‘Hermano Mayor’, etc. Además de los nuevos programas que Cuatro podría tener, como ya hemos mencionado en otros artículos.

Cuatro necesita renacer y para ello tiene que ayudarse en productos como estos, sobre todo porque además de gustar a los jóvenes son un la insignia característica de la cadena. Ahora que Cuatro ha eliminado, casi por completo, la información de su parrilla podría apostar de nuevo muy fuerte por el entretenimiento. No será por falta de formatos, Cuatro tiene todas las cartas para seguir gustando a los jóvenes y volver a convertirse en el líder.

Estamos seguros de que Cuatro podrá volver a resurgir y a coronarse como la gran cadena que fue. ¡Larga vida a Cuatro!

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD