PUBLICIDAD
Actualidad

Carmen Borrego muestra en el ‘Deluxe’ el resultado de su nueva operación de papada

La hermana de Terelu Campos, sometida a una segunda operación de cirugía estética para eliminar la papada. El pasado sábado reapareció en el ‘Deluxe’ para mostrar el resultado.

Ahora que su hermana Terelu parece ya estar recuperada de sus problemas de salud, es Carmen Borrego la que ha tenido que pasar dos veces por el quirófano, en este caso, por placer. La colaboradora de ‘Sálvame’ volvió la noche del 30 de marzo a el plató de ‘Sábado Deluxe’; allí mostró su nuevo rostro tras su reciente operación de cirugía estética.

PUBLICIDAD

La expectación era tal, que la pequeña de las Campos aparecía en plató con una tela negra cubriendo su rostro. María Patiño, presentadora del programa en sustitución de Jorge Javier Vázquez era la encargada de destapar la cara de Borrego. En cuanto se dio la vuelta, todos los colaboradores del programa aplaudieron asombrados. Incluído Rafa Mora, con quien las Campos no mantienen muy buena relación.

Carmen Borrego se vio obligada a someterse a esta segunda operación debido a la flacidez del cuello como consecuencia de su rápida pérdida de peso. Así lo explicaba ella misma. «En la primera intervención, al despertar, sufrí una especie de brote psicótico, cuatro médicos no eran capaces de hacerse conmigo». Por lo que la daba mucho miedo someterse a esta segunda operación.

PUBLICIDAD

Carmen Borrego, dolida por las duras críticas recibidas de sus compañeros tras sus operaciones

Carmen Borrego también aprovechó su entrevista en el ‘Deluxe’ para responder a las críticas de sus compañeros de ‘Sálvame’.

PUBLICIDAD

Señaló que ella misma sabía a lo que se exponía cuando entró «en el mundo Sálvame» en lo que se refería a las críticas y a ser constantemente juzgada, pero lo que más la dolió de todo lo que se ha dicho, fue cuando el pasado viernes un morfopsicólogo apuntaba que su papada «implicaría también un descolgamiento de su órgano reproductor».

La periodista también manifestó su descontento porque ninguno de ellos le había escrito para preguntarle cómo se encontraba tras la operación. Gustavo González era el más claro al respecto: «Es que no la considero mi amiga». Pero el resto de sus compañeros opinaban como él.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD