PUBLICIDAD
ActualidadEurovisión

Ucrania se retira de Eurovisión 2019

La televisión pública ucraniana ha tomado esta decisión tras vetar a la ganadora de su preselección nacional y no encontrar sustitutos. 

Ucrania ha protagonizado la primera gran sorpresa de la próxima edición de Eurovisión. Hace pocas horas la televisión pública del país, UA:PBC, ha anunciado oficialmente su retirada del certamen. No obstante, todo apunta a que sí retransmitirá la gran final del evento que tendrá lugar el próximo 18 de mayo en Tel Aviv. La decisión ha venido tomada después de que la propia cadena vetara a Maruv, la ganadora de la preselección nacional, y de que ninguno de los candidatos restantes hayan aceptado sustituirla.

PUBLICIDAD

Lo cierto es que la elección de Maruv estuvo acompañada de controversia desde el primer momento. Su candidatura fue cuestionada tanto por la televisión ucraniana como por el propio gobierno a causa de la gira que la cantante tenía programada en Rusia en los próximos meses. Una idea que no convencía del todo a la organización por la rivalidad política que sufren ambos países, especialmente desde que estallara el reciente conflicto de Crimea.

Sin embargo, lo que no se esperaba el ente público ucraniano era que, tras no llegar a un acuerdo con Maruv, el resto de candidatos también renunciarían a representar al país en Eurovisión. Un giro inesperado que ha forzado a la televisión nacional a desestimar su participación en la próxima edición del festival y que ha demostrado una vez más que las decisiones políticas tienen más peso del que deberían en este tipo de celebraciones.

PUBLICIDAD

Las críticas por parte del público eurofan no se han hecho esperar. Entre otros motivos, porque la representante ucraniana también partía como una de las favoritas para hacerse con el triunfo en mayo. Y en este mismo sentido, una de las más criticadas en torno a este suceso ha sido Jamala, ganadora de Eurovision 2016. La artista preguntó a Maruv -poniéndose en el papel de un periodista internacional- si Crimea es Ucrania, a lo que la cantante respondió -con palpable tensión- que sí.

El duro contrato de Maluv

Tal y como ya explicó El Televisero, tras la victoria de Maruv, la televisión pública ucraniana le presentó un duro contrato que debía firmar para garantizar su participación en el festival. Entre las condiciones destacaban la obligación de cancelar su gira en Rusia, la prohibición de hablar con la prensa sin autorización y multas de hasta 65.000 euros por incumplir estas cláusulas.

PUBLICIDAD

«Si firmaba, me convertían en esclava», eran las palabras que expresó la cantante tras anunciar que no había alcanzado un acuerdo con la cadena. “No estoy lista para actuar con lemas, convirtiendo mi estancia en la competición en la promoción de nuestros políticos. Soy una cantante, no un murciélago en los lodos políticos”, manifestó en redes sociales.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD