PUBLICIDAD
Actualidad

Risto Mejide expulsa a Arcadi Espada del ‘Chester’ por sus humillaciones hacia los ‘síndrome down’

El periodista y escritor arremetió duramente contra las personas discapacitadas y, especialmente, contra los que sufren síndrome de down, a quienes -según él- no se les debería permitir la vida porque “es un crimen contra la humanidad” y porque “la sociedad tendrá que sufragar los costes del tratamiento”.

Se trata de uno de los momentos más tensos que se han vivido en la televisión. Y eso que la colección es elevada. Este domingo, el ‘Chester’ se presentaba bajo la firma ‘Scandal’. Y este eslogan no era más que el preludio de lo que iba a suceder. Aunque el episodio ha estado muy por encima de lo que muchos han podido imaginar.

PUBLICIDAD

El segundo plato -y último- de la noche, era Arcadi Espada. Articulista en el diario ‘El Mundo’ y conocido por sus polémicas columnas y parlamentos cada vez que tiene un espacio en televisión para proferirlos. El enfrentamiento comienza cuando Risto hace alusión a una de esas infames columnas: la escribió en 2013 y sus insolencias tuvieron como objetivo a los niños que nacen con una disfunción mental o física.

Su correspondiente diatriba, la que un periódico de tirada nacional permitió que ocupara sus páginas, fue la siguiente:

PUBLICIDAD

Si alguien deja hacer alguien enfermo, pudiéndolo haber evitado, ese alguien deberá someterse a la posibilidad, no solo de que el enfermo le denuncie por su crimen, sino de que sea la propia sociedad, que habrá de sufragar el coste de los tratamientos, la que lo haga. Este tipo de gente averiada alza la voz histérica cada vez que se plantea la posibilidad de diseñar hijos más inteligentes, más sanos y mejores. Por el contrario, ellos tratan impunemente de imponernos su particular diseño eugenésico: hijos tontos, enfermos y peores”.

Un pequeño fragmento de ese deplorable artículo que levantó una ola de indignación -lógica por supuesto- de muchas asociaciones. No obstante, esa batalla no fue mucho más allá. Hasta ahora. Cuando la audiencia -que probablemente no tenía constancia de que eso se había producido- ha sido testigo de semejante “animalada”, como muy bien lo ha definido Risto, que no se ha andado con contemplaciones a la hora de reprenderle: «para mi las personas son intocables».

PUBLICIDAD

Pese a que el texto ha sido expuesto en el programa, para que Arcadi se enfrentara a sus propias palabras, no solo no se ha retractado, sino que además ha reafirmado todas y cada una de esas inaceptables palabras. Una conducta que ha dejado helado a Risto Mejide, sin posibilidad de articular palabra, pero con un admirable temple por aguantar sin airearse ese talante.

Aunque, ni sus esfuerzos por contenerse, han evitado que el publicista se encendiera con el paso de la entrevista. Y como no quería decir algo de lo que, más tarde, se pudiera arrepentir, ha dado paso al padre de un niño que padece precisamente ‘sindrome de down’. No un enfermo y una persona rara y peor que otra, como señala el señor Arcadi, sino una persona diferente y, por qué no, especial.

El padre asistía a un cara a cara con el que había humillado, entre otros, a su hijo. Lo hacía sin apenas poder controlar las lágrimas, con la voz quebrada después de haber escuchado esa retahíla de barbaridades. Con mucha educación y sin perder los papeles, le ha rebatido y desmontado cada uno de los puntos a Arcadi, inculcándole por otra parte la humanidad que el periodista ha demostrado no tener. Y aunque pareciera que el señor Espada iba a dar su brazo a torcer tras esa conmovedora réplica, nada más lejos de la realidad. Incluso se ha sentido ofendido, ha exigido el mismo tiempo de réplica y ha elevado el tono de sus intervenciones.

Una situación que no ha podido soportar más Risto Mejide que, previendo que podría faltar el respeto a un padre destrozado con sus palabras, ha decidido poner coto a lo que no debe tener cabida en televisión, y menos en prime time. Ha zanjado una entrevista que no iba por los derroteros adecuados y ha invitado a Arcadi Espada a marcharse del plató. Algo que ha hecho con una actitud chulesca, prepotente y agresiva, mientras decía «el que se va soy yo» y mientras lanzaba un mensaje a Mejide: «el tramposo eres tú«.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD