PUBLICIDAD
Actualidad

Kiko Rivera confiesa cómo se arruinó en ‘GH Dúo’: «No hemos podido ni pagar el alquiler»

Tras desvelar su adicción a las drogas, Kiko Rivera habla ahora sin tapujos de sus problemas económicos, debido, precisamente a sus adicciones.

Irene Rosales y Kiko Rivera se han convertido en la auténtica revelación de ‘GH Dúo‘. La pareja no ha tenido problema en contar en todo momento sus problemas íntimos hasta la fecha desconocidos y que han hecho que la audiencia simpatice con ellos, y que se conviertan en dos de los concursantes favoritos para ganar el reality.

PUBLICIDAD

Durante la pasada gala, el matrimonio no dudó en hablar sobre cómo hicieron frente a sus problemas económicos:  «Hemos tenido épocas en las que hemos estado muy mal de dinero y ‘GH Dúo’ ha sido como un ángel caído del cielo». Pese a esto, Irene Rosales contestó que nunca optó por a un plató de televisión, pese a las suculentas ofertas que les habían ofrecido, pero eso sí,  cuando les llegó la oferta para participar en el programa no se lo pensaron.

Kiko fue más allá y no dudo en confesar que sus problemas económicos se debieron, básicamente, debido a sus adicciones: «Yo he malgastado muchísimo dinero. Muchas veces no hemos podido ni pagar el alquiler de casa. Y ahí ha sido cuando mi madre me ha ayudado». Mientras que su mujer, añadía que si no fuera por esto, ahora mismo, su marido tendría «un buen colchón» para vivir cómodamente.

PUBLICIDAD

Lo más terrible de lo que contó Kiko, y que nos permite hacernos una idea del daño que la enfermedad hizo en su vida, fue cuando, sin tapujos, confesó un episodio de esos momentos: «El día que yo me arrepentí de todo lo que había malgastado fue un día en que mi madre estaba donde estaba y le hacía falta el dinero. Y, ¿sabes? Yo lo tenía, pero me lo gasté. Esto me va a doler hasta el fin de mis días», relataba el hijo de Isabel Pantoja en directo a Jorge Javier el pasado jueves durante la gala, haciendo referencia a la etapa en que su madre estuvo en prisión y necesitaba dinero para pagar la fianza.

Su hijo no pudo ayudar a pagar ese dinero porque se lo había gastado en sus adicciones. Kiko e Irene sobrevivieron gracias a la ayuda de sus amigos y familiares, incluso su propia hermana, Isa, les ayudó económicamente,  según confeso Kiko, algo que sorprende bastante debido a sus constantes rifirrafes.

PUBLICIDAD
Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD