PUBLICIDAD
Actualidad

Sofía Suescun y Alejandro Albalá, más cerca de la reconciliación en ‘GH Dúo’

La pareja aprovechó la noche para acercar posturas y terminar dándose un abrazo en la cama.

En los últimos meses hemos visto como Sofía Suescun y Alejandro Albalá rompían su relación en numerosas ocasiones pero al final terminaban volviendo. Hace ya un tiempo que lo habían dejado definitivamente y de hecho entraban a ‘GH Dúo’ como ex-pareja pero con algunas rencillas por resolver. En la gala de estreno, vimos varios reproches entre ellos pero parece ser que con el paso de las horas las aguas se han calmado y podría haber una reconciliación.

PUBLICIDAD

Parece que entre ellos todavía hay sentimientos. Este miércoles por la noche, cuando el resto de sus compañeros dormían, se pudo ver como tanto Sofía como Alejandro no paraban de dar vueltas sin poder dormir y como de vez en cuando se miraban el uno al otro. «Es complicado tener que darte la espalda. Lo que no quiero es que cuando a mí se me pase a ti te llegue. Acuérdate», le decía Alejandro a su compañera de concurso.

Tras ello, Sofía no paró de reflexionar y terminó reconociendo a su ex-pareja que todavía le importaba: «No puedo dormirme porque me siento mal. A pesar de todo, no te odio. No puedo verte así «, aseguraba la navarra. «No estar mal porque te juro que no me gusta que vayas diciendo que es por mi culpa. No puedo, en el momento me da igual pero luego le doy vueltas y no me gusta estar haciéndote daño de gratis«, añadía Sofía después de que Alejandro le dijera que quería que hiciera si sentía mal.

PUBLICIDAD

Finalmente, Alejandro le dejó claro que aún la quiere y le encantaría poder estar con ella pero que su dignidad no le dejaba: «Me encantaría estar contigo, me gustaría dormir contigo abrazados pero hay una parte de mi dignidad que no me deja», le confesó Albalá. Por su parte, Suescun también reconoció que le seguía importando Alejandro. «Si no me importaras, no me afectarían las cosas«, respondía. Tras estas palabras, ambos no pudieron contenerse y se fundieron en un abrazo mientras Carolina Sobe les miraba con cara de sorpresa ante lo que estaba viendo.

PUBLICIDAD

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD