PUBLICIDAD
OpiniónPortada

‘Los Nuestros 2’: Una serie que logra contar con delicadeza una cruda realidad

Telecinco ha dado el pistoletazo de salida a la esperada ficción protagonizada por Paula Echevarría, con el fenómeno del yihadismo como trama principal.

Si de algo debe presumir un buen estreno, es de que el arranque sea lo más apetitoso posible, que consiga atrapar desde el minuto uno. Y aunque, en muchas ocasiones,  es un reto difícil de superar en casi todas las series, ‘Los Nuestros 2’ lo sabe gestionar muy bien. Principalmente con una escenografía y sonido ambiente muy logrado, que suscitan la tensión que necesita. Y lo mejor es que la mantiene.

PUBLICIDAD

Que buena parte del capítulo se desarrolle al aire libre, sobre esos imponentes paisajes que ofrece el desierto de Tabernas, en Almería, emulando tierras de conflicto -Siria o Afganistán-, rema muy a favor de obra. Ayuda a transportar al telespectador hacia un realismo, que se intensifica si tenemos en cuenta que la historia que entronca esta miniserie, está de rigurosa actualidad. El tema que se aborda es tan peliagudo que, a veces, la propia realidad va más allá de lo que transmite la ficción.

Precisamente es porque nos encontramos ante un drama muy delicado, por lo que, tanto en los guiones como en las escenas, se requiere de precaución y mucha diligencia. Y se nota que, antes del rodaje de la serie, el equipo ha pasado por un periodo de intenso asesoramiento, a fin de ser lo más fiel a la verdad.

PUBLICIDAD

Otro de los filones es mantener el ritmo y la cadencia a lo largo de los setenta minutos que dura aproximadamente el episodio. Más aún en cadenas privadas por los cortes publicitarios que, per se, ya contrarrestan dinamismo a la trama. Sin embargo, la rapidez con la que intentan contar la historia, el aluvión de información para situar al espectador, propicia que no se pierda en absoluto.

Aprobados con nota esos dos requisitos que deben prevalecer en cualquier producto de ficción que se precie, es momento de analizar las interpretaciones. A ‘Los Nuestros 2’ le favorece muchísimo el plantel de actores que ostenta. Muchos son muy conocidos y ya presentados en Telecinco anteriormente en otras series. Un elemento que también favorece porque el público de la cadena fideliza, desde el primer momento, con ellos. A varios, como Stany Copet, los ubicamos en una ficción convertida en fenómeno como lo fue ‘El Príncipe’; otros nacieron también en la serie protagonizada por Coronado y Alex González. Lo que evoca recuerdos y, a su vez, genera una sensación de nostalgia que puede suponer un gancho para el espectador.

PUBLICIDAD

Además, hay incorporaciones novedosas, que aportan otro valor inherente a cualquier contenido que se emite en televisión: la frescura. Y esta característica la cumplen gracias a Carles Francino, Michelle Calvó, Joel Bosqued y, fundamentalmente, Rodolfo Sancho, con un empaque que merece ser resaltado. Las interpretaciones son exquisitas y la cercanía con el televidente, huyendo de representaciones hieráticas, son otro de los puntos fuertes.

Un párrafo aparte merece Paula Echavarría para comentar su importante papel en esta serie bélica. Es la protagonista o así nos lo han querido vender desde la cadena con las invasivas promos que hemos visto en las últimas semanas. Sin embargo, sus intervenciones están muy bien dosificadas y da la sensanción incluso de que no lo es. El protagonismo está acertadamente repartido. Harina de otro costal es que lo que hace guste o no.

Y aunque demuestra ser una actriz indiscutiblemente buena y camaleónica, capaz de adaptarse a cualquier registro, sí que chirría en una serie de este talante. No porque sus interpretaciones no cumplan las expectativas, sino porque el público no está habituado a ver a Paula en una ficción bélica, con el uniforme y la metralleta, y con su nombre y el ‘ISIS’ en la misma frase.

Ni qué decir tiene que series como ‘Los Nuestros’ arriesgan mucho, pues se valen además de idiomas que hay que saber interpretar -en este caso el árabe- y emplean efectos especiales. Aquí pueden chirriar bastante estos dos aspectos, pero lo cierto es que los diálogos en árabe tampoco suspenden e incluso poco tienen que pulirlos, en tanto en cuanto buena parte quienes lo interpretan, son musulmanes de verdad.

No obstante, no todo puede ser bueno. Eso han debido pensar los posproductores con los efectos especiales. Porque, aunque son más o menos aceptables, sí que es cierto que al principio el espectador es consciente de que está viendo escenas grabadas con croma: cuando se tiran en paracaídas. Hay que fijarse mucho para apreciarlo, es cierto, lo han disimulado bien, pero puestos a ser críticos y rizar un poco el rizo, es una horma que deberían haber afinado un poquito más.

Con todo, estamos ante uno de los mejores productos de ficción de Telecinco. La gran apuesta sin duda de la temporada aunque con poca mecha: solo integra tres capítulos. Pasa los controles de calidad con nota y, con una historia a la altura de la realidad, merece que la audiencia le dé una oportunidad. La misión de ‘Los Nuestros’ es doble. Por un lado, rescatar, en medio de una complicadísima operación, a una joven en manos del Estado Islámico. Por otro, dar con una carga explosiva y radiactiva con la que pretenden atentar en Madrid.

 

 

 

 

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD