OpiniónPortada

‘La Voz’ afina en Antena 3 pero no engancha

Analizamos los pros y los contras de la nueva etapa de ‘La Voz’ en Antena 3.

Era el primer gran estreno del año y uno de los más esperados de la temporada. El arranque de ‘La Voz’ en Antena 3 estaba lleno de incógnitas por saber qué cambios, además de los ya conocidos, se iban a producir. Sin lugar a dudas Antena 3 ha puesto toda la carne en el asador para que ‘La Voz’ sea un auténtico éxito. La cadena necesita que el talent vaya bien por toda la campaña realizada en torno a él y por la confianza depositada. Sobre todo, por lo que supone el cambio de cadena, siendo ésta una de las grandes noticias televisivas del curso anterior.

PUBLICIDAD

‘La Voz’ arrancaba la primera de sus dos galas semanales con Eva González como anfitriona. Con cambios y bonitos números y toda la potencia del plató, el espectador ha visto lo que ha visto siempre pero con una lentitud destacada. Analizamos lo mejor y lo peor de la nueva Voz de  Antena 3.

Lo mejor:

PUBLICIDAD
  • El Comienzo: Espectacular arranque con una breve presentación de los coaches y una actuación conjunta de los cuatro sobre el escenario. El programa comenzaba con música y con la voz en directo de gran parte de sus protagonistas.
  • El plató: Sin lugar a dudas es la gran diferencia con respecto al formato de Telecinco. El nuevo plató es mucho más espectacular permitiendo ver con una correcta realización auténticos números musicales ejemplares. Un plató espectacular de grandes dimensiones con un estilo “más internacional. Un punto a favor también las pantallas LED con el nombre de los Coaches.
  • La emoción: Es algo innegable en los talents. La emoción está a flor de piel en numerosas actuaciones, especialmente en aquella en la que una aspirante canta una canción de Pablo López y luego éste se atreve a cantarla junto a ella a piano. Números musicales que arrancan los sentimientos del espectador.
  • Los Coaches: Aire fresco para La Voz. A pesar de tener a repetidores como Antonio Orozco y a Pablo López, ver a Paulina Rubio y a Luis Fonsi por primera vez en el sillón rojo en España aporta aire fresco.
  • El Telón: Uno de los grandes aciertos. Que los espectadores tampoco puedan ver al artista, únicamente escuchar su voz a ciegas, le da emoción y protagonismo también al televidente. Una sorpresa para todos. No obstante, es algo que ya vimos en las últimas ediciones de Telecinco.
  • La nueva pauta publicitaria: 3 bloques de 3 minutos anunciados previamente hacen más fácil organizarse y ver el programa de una forma más estructurada. La publicidad no se hace pesada y eso es positivo para los que vemos el programa como los que lo pagan.

Lo peor:

  • El Comienzo: Al igual que fue una de las mejores cosas del programa también fue una de las peores. La actuación de los coaches estaba tan editada que era dificultoso su visionado y a duras penas se escuchaba la letra de la canción.
  • La lentitud: El debate suscitado entre los coaches tras las actuaciones y el tiempo gastado en hablar con el aspirante peca de lentitud. Demasiado tiempo entre las actuaciones con comentarios y situaciones que poco aportan y/o interesa. Ello hace que el espectador pierda el interés llegando incluso a aburrirse, algo muy negativo para un programa de estas características y que además ha visto reducida su duración. Demasiado protagonismo de los coaches en detrimento de los concursantes.
  • Artificialidad: El programa ha perdido espontaneidad, pero no con el cambio de cadena, sino por el propio formato en sí. Los coaches en ocasiones parecen demasiados forzados y falta naturalidad.
  • La nueva pauta publicitaria: Tan buena es la organización de la publicidad como mala dejarla toda para la segunda mitad del programa. No se puede meter 3 bloques de publicidad en los últimos 45 minutos.

Conclusión:

PUBLICIDAD

La Voz es un gran formato en sí y pocas cosas negativas más allá de las puntualizadas anteriormente, se pueden decir. El espectáculo ha llegado a Antena 3 a lo grande con sorprendentes números musicales y con muchas sorpresas para el espectador. Un plató espectacular y toda la potencia y energía de los concursantes para un show que puede pecar de repetitivo pero que seguro augura una nueva etapa muy fructífera para el entretenimiento de la cadena principal de Atresmedia. ¿Lo peor? Sin lugar a dudas la lentitud, algo muy mejorable. Toca esperar pues a ver y analizar su evolución y, sobre todo, el funcionamiento de la estrategia de dividir las galas en dos noches.

 

Y ADEMÁS:
Compartir:

Comentar

Tu correo electrónico no será mostrado. Los campos marcados con * son obligatorios.

PUBLICIDAD