PUBLICIDAD
Actualidad

Kiko Rivera confiesa en ‘GH Dúo’ su adicción a las drogas

El hijo de Isabel Pantoja relata sus peores momentos dentro de la casa de Guadalix.

Este martes, ‘GH Dúo: Límite 48 horas’ ha sido testigo de un duro y sorprendente testimonio. El reality show de Telecinco, al igual que GH VIP 6, estrenó la curva de la vida de los concursantes, comenzando la sección con Kiko Rivera e Irene Rosales. El cantante y dj soltó entonces el titular: «Tuve adicción a las drogas».

PUBLICIDAD

Kiko Rivera narró la bomba al público, hasta ahora oculta: «Tuve adicción a las drogas y lo pasé muy mal. Gracias a Irene, mi madre y mis amigos conseguí salir de ese mundo. No quería terminar sin decirle a la gente que se puede salir. Gracias a Dios lo he superado. A base de médicos, de psicólogos, de lucha y amor».

Kiko confesó la razón de hacerlo público en este momento: «No queríamos contarlo, y es algo que hablamos antes de entrar, pero Irene fue la que se puso firme y me enderezó y, gracias a Dios hace más de un año y medio que soy una persona limpia”.

PUBLICIDAD

“Me costó lo más grande. Hoy en día sigo con mi tratamiento. Sigo haciéndome mis pruebas donde mi familia puede comprobar que sigo cumpliendo con lo que debo de hacer. A parte de hacerlo público por un acto de amor y de darle las gracias, también por si puede servirle de ayuda a gente que tenga el mismo problema. Que vean que se puede conseguir si estás dispuesto a hacerlo», prosiguió a corazón abierto.

Fue entonces cuando Jorge Javier indagó sobre lo más duro de la enfermedad: «Lo más duro, además de decírselo a mi familia al completo, revelarle que tenía esa enfermedad, fueron los primeros días. Estaba desenganchándome de la cocaína, el hachís y la marihuana. Estas dos últimas sustancias las consumía todos los días, y la cocaína no. Esto también influía en que rindiera peor en mi trabajo. Para mí ir a trabajar era ir a una fiesta. Consumía a diario a escondidas de mi mujer, pero ella no era tonta. Esos primeros días y semanas eran complicadísimos, porque era dejar algo que hacía diariamente. Temblores, sudores fríos, mal humor… todo lo malo que puedas pensar. A eso súmale perder casi 50 kilos en ocho meses. Mi depresión es un conjunto de todas esas cosas. Fue entonces cuando decidí que no podía ir a trabajar, porque me llevaría a recaer».

PUBLICIDAD

«Supongo que mi madre se sentirá orgullosa porque gracias a mi mujer soy una persona nueva y feliz. Se lo agradecerá a ellas dos hasta el día en que me muera porque me han hecho ver la vida diferente», terminó Rivera.

El presentador quiso agradecer a Kiko por dar su testimonio: «A partir de ahora te vas a sentir muy libre, muy feliz. Se acaban años de especulaciones. Seguro que ahora te quitas un peso de encima y no te importa absolutamente nada de lo que digan, porque estás luchando contra algo que está sufriendo muchísima gente que ahora pensará que si tú has salido porqué ellos no. Muchísimas gracias por compartirlo».

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD