PUBLICIDAD
OpiniónPortada

‘Got Talent España’ regresa dando lecciones de vida y emocionando con sus historias personales

El formato de Fremantle regresa con una cuarta edición que acierta con sus dos nuevos fichajes en el jurado y con un montaje muy dinámico.

Telecinco llevaba calentando el ambiente desde hace semanas, ¡o meses!, pero la larga espera parece haber merecido la pena con un Got Talent España’ que pretende llegar a los espectadores más pegados al click de lo viral, y a los más acostumbrados a la risa y las lágrimas de una televisión más generalista.

PUBLICIDAD

Fremantle y Telecinco han prescindido esta temporada de Jorge Javier Vázquez y Eva Hache. Un motivo que muchos achacan a las agendas de ambos profesionales o por simples decisiones de productora y cadena que, aún así, no han dañado al funcionamiento de la mesa del jurado. Es más, ¿alguien ha echado de menos al presentador y a la humorista?. Paz Padilla y Eva Isanta ha ocupado sus sillas con ganas, como si llevasen en ‘Got Talent España‘ varias ediciones, y eso da pie a regalarnos momentos de todo tipo. Porque la presentadora de ‘Sálvame‘ y la actriz de ‘La Que se Avecina‘ han venido ha dejarse llevar, a vivir el espectáculo, a llorar, a reír, a tomar decisiones difíciles, a meterse debajo de la mesa, o a corretear por toda la platea del Teatre Victoria de Barcelona.

Edurne y Risto Mejide se complementan a la perfección. Saben lo que es Sí y lo que es No. Ella lleva cuatro ediciones. Él, tres. Y esta veteranía en el formato, sumado a una amistad que traspasa, hace que el espectador conecte directamente con la cantante y el publicista. La madrileña está más viva, dicharachera y activa que nunca, y lo disfruta, y hace disfrutar a una audiencia que quiere dejarse llevar viendo el programa. Si hay un mago que necesita un ayudante: Edurne; Si hay que bailar con un grupo de Funky para demostrar su valía: Edurne; Si hay que cantar junto a un coro o un músico: Edurne.

PUBLICIDAD

Pero no sólo Edurne se ha involucrado al 100% en el show. Risto Mejide lleva ya tres ediciones a sus espaldas, está curtido en horas de televisión y, sobre todo, en juzgar a gente en este tipo de programas. En esta ocasión tendrá que lidiar con tres mujeres con visiones distintas pero que se pondrán en más de una ocasión de acuerdo para sacar al publicista de su personaje. Mejide sabe que los participantes temen sus valoraciones, pero parece que muchos de ellos han aprendido la lección y llegan para desubicar a un Risto oculto tras sus gafas oscuras.

En resumen, ‘Got Talent’ ha regresado dejando ganas de más. Ha emocionado y erizado la piel con el coro de ancianos con Alzheimer, ha sorprendido con una joven maga con una amiga imaginaria mientras reñía a Risto, ha impactado con la historia de un joven bailarín con una prótesis en la pierna, ha provocado la carcajada con un cambio de vestuario interminable bajo la bandera de Argentina, ha desubicado con un frustrado imitador de Falete y ha dado su primer pase de Oro conjunto a un ilusionista que deja con ganas de más. Todo esto, y más, en un primer programa que ha mejorado el montaje y ha cuidado detalladamente la realización para no incomodar a la audiencia.

PUBLICIDAD

Su intensa actividad en redes sociales

El programa de talentos es una cuna de momentos capaces de acumular millones de visualizaciones, y el programa ha apostado más que nunca en esta cuarta temporada por hacer de sus cuentas en las redes sociales, tanto Twitter como Instagram, un elemento puramente conectado en dar vida más allá de la emisión en directo jugando con los usuarios de estas plataformas a través de encuestas en sus stories, con gifts casi instantáneos de los momentos más divertidos y emocionantes, o compartiendo pequeños clips de las audiciones con más trending topics acumulados.

El equipo de redes de ‘Got Talent España’ sabe de antemano cuales van a ser los momentos que el público querrá compartir al segundo de verlo en pleno directo. Porque los usuarios de Twitter no se andan con rodeos. Quieren comentar con sus seguidores lo que acaban de ver, quieren enseñar con un Retweet que acaban de llorar con una actuación o que acaban de reír a carcajadas con algún concursante o miembro del jurado. Todo tiene que estar hilado y listo para viralizar. Un ejemplo claro del rumbo que están tomando actualmente los talent shows en España y, por su puesto, ‘Got Talent’ no se iba a quedar descolgado.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD