PUBLICIDAD
EspecialPortada

Las claves del éxito de ‘Vivir sin permiso’: la envidia de la ficción española

‘Vivir sin permiso’ se presentó como una serie que no prometía aportar demasiadas novedades en el ámbito de la ficción española en cuanto a historia o innovaciones técnicas, pretendía ser un clásico culebrón familiar de emisión semanal. Lo que pocos pensaban es que este culebrón iba a resultar un éxito en audiencias. Hoy analizamos los datos de ‘Vivir sin permiso’.

‘Vivir sin permiso’ se estrenó con un buen 19% y muchos pensaron que este gran dato solo sería por el estreno y que semana a semana la serie iría perdiendo adeptos. Nada más lejos de la realidad, la ficción ha acumulado en sus 12 entregas un 18,9% de cuota de pantalla, a falta de la emisión de su último capítulo. El dato más alto llegó el 12 de diciembre con la emisión del capítulo 12 acumulando un 19,8% de share; y el dato más bajo lo tuvo el día 12 de noviembre marcando, aun así, un buen 17,4%.

PUBLICIDAD

La envidiable salud de ‘Vivir sin permiso’

En los tiempos que corren, al espectador le cuesta mucho seguir semana a semana una serie en la pequeña pantalla, y aunque un producto empiece con un 19% lo más probable es que en el transcurso de las semanas vaya perdiendo fieles. Sin embargo, esto no ha pasado con ‘Vivir sin permiso’, la serie ha mantenido casi intacta su audiencia lineal. Entre su dato más bajo y el más alto solo hay una diferencia de un 2,4% de share, un dato envidiado por muchas series españolas.

PUBLICIDAD

La temporada se ha emitido al completo desde septiembre a diciembre sin hacer interrupciones, 13 semanas seguidas de ficción que han hecho que el público se siente los lunes como cita obligatoria a ver su serie favorita.

Cuándo las temporadas de las series son tan largas las cadenas tienden a dividirlas en dos partes y esto, a veces, no es tan bueno para la salud de la ficción. La estrategia de Telecinco de emitirla al completo en un solo trimestre del año le ha resultado muy beneficiosa y quizás pueda servir de precedente en la cadena para aplicar esa forma de emisión a las series venideras.

PUBLICIDAD

También han ayudado todas las promociones que se han hecho desde los distintos programas de la cadena, y es que para que un formato de prime-time funcione es esencial que haya otros programas en la cadena que acaparen grandes datos de audiencia. Para Telecinco esto no es un problema, en la cadena disponen de los contenidos más vistos de la televisión y estos les han servido de vehículo para promocionar la serie.

Las galas y debates de ‘Gran Hermano VIP’, que tan altos datos de audiencia promedian, han sido los que más han ayudado a la promoción de la serie. Desde el estreno de la misma, las galas de GH se interrumpían con los sobres de Nemo Bandeira invitando al espectador a asistir a su cumpleaños, autopromociones bastante curiosas que han servido para que la serie triunfe. Pero esto no solo ocurría de forma previa al estreno, ya que las promociones se seguían dando semana a semana en el reality.

No ha corrido la misma suerte la serie de Atresmedia emitida en el mismo periodo del año; ‘Presunto Culpable’ que pese a presentarse como una apuesta de mayor calidad, acaparó en su estreno a un 16% del share y llegó a bajar hasta un 11,9% en su capítulo menos visto. Enfrente, otra serie en la competencia del lunes, ‘Estoy vivo’, se ha conformado con un 11,4% y 1,7 millones de fieles en esta segunda tanda.

En resumen

‘Vivir sin permiso’ nos ha enseñado que no siempre es más importante para la televisión generalista el arriesgar o hacer ficciones de enormes presupuestos, que ir a por formatos más seguro que consigan enganchar al público y cosechar grandes cifras de audiencia, de lo que en definitiva, vive la televisión en abierto.

Al mismo tiempo que no sirve de nada tener un producto de calidad en la cadena si el resto de programas no pueden estar a la altura para crear una sinergia en audiencias. Y por último, que al público también le gusta sentirse bien tratado, si mantienes una serie semana tras semana en el mismo día y hora de emisión, sin titubeos, el espectador se va a sentir respetado.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD