PUBLICIDAD
Actualidad

Archivada la denuncia de la Fundación Francisco Franco contra Wyoming y Dani Mateo

La Fiscalía de Madrid dictamina que les ampara la libertad de expresión. 

Acaba de empezar la temporada televisiva a principios de septiembre cuando una gran polémica estallaba a raíz de un sketch del programa ‘El Intermedio’, de laSexta. En la misma, El Gran Wyoming, presentador del espacio, y su colaborador Dani Mateo realizaban una performance en la que sacaban un muñeco, que simulaba ser el cadáver del dictador Francisco Franco, y lo terminaban tirando al suelo y arrancándole los brazos.

PUBLICIDAD

La Fundación Francisco Franco acusaba a Wyoming y Mateo de cometer un “delito de odio”, algo que ambos siempre quisieron desmentir, remarcando esta actuación en el ámbito del humor, pues únicamente se trataba de un sketch.

Para la Fiscalía, esta actuación “está amparada por la libertad de expresión”, a pesar de que admite que puede tratarse “de una obra de mal gusto, desafortunada y reprobable”. También desmiente que los presentadores estuvieran cometiendo un “delito de odio”, ya que no realizaban acciones “humillantes, de discriminación o violencia contra un grupo o una persona determinada”.

PUBLICIDAD

Asimismo, la Fiscalía también ha apuntado que los hechos que ha denunciado la Fundación no pueden tampoco considerarse como un delito de injurias, ya que “el honor de las personas que ya han fallecido únicamente puede defenderse a través de la vía civil”.

No es la primera vez que El Intermedio tiene problemas judiciales, y también relacionados con una cuestión similar. En mayo de 2017, El Gran Wyoming y Dani Mateo eran denunciados por la Asociación para la Defensa del Valle de los Caídos, después de haber hecho este último un chiste sobre la enorme cruz que preside el lugar: “Franco quería que la cruz se viera de lejos. Normal, porque, ¿quién va a querer ver esa mierda de cerca?”

PUBLICIDAD

La Asociación para la Defensa del Valle de los Caídos les denunció al considerar que habían cometido un delito contra los sentimientos religiosos. Este chiste hizo que ambos cómicos tuvieran que ir a declarar a la Audiencia Provincial de Madrid. Finalmente, en noviembre de 2017, la querella era archivada.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD