PUBLICIDAD
Opinión

¿Por qué Ángela Ponce es la verdadera ganadora de Miss Universo 2018?

A pesar de ser eliminada en la primera ronda, la modelo y activista española ha lanzado un mensaje de tolerancia, respeto e igualdad al mundo.

Quizás no se haya alzado con el triunfo. Sin embargo, lo que está claro es que Ángela Ponce ha hecho historia convirtiéndose en la primera mujer transexual en participar en la que probablemente sea la mayor competición de belleza femenina a nivel mundial. Natural de un pequeño pueblo de Sevilla, la modelo de 27 años ha conseguido dar voz a un colectivo históricamente desplazado -e incomprendido- por una parte importante de la sociedad.

PUBLICIDAD

Cada paso en firme que ha dado Ponce sobre la pasarela de Miss Universo ha servido para sepultar el odio, las vejaciones y la intolerancia que personas como ella han sufrido a lo largo de sus vidas. Porque, guste o no guste, la sociedad es más diversa de lo que pensamos y es necesario empezar a dar voz a aquellos que nunca antes han tenido la oportunidad de contar su historia.

Visibilizar a las personas trans en un evento de belleza con repercusión internacional es un gran avance, aunque para nada una victoria. El actual contexto político a nivel mundial manifiesta dos tipos de actitudes y voluntades en relación al cambio. Por un lado, nos encontramos con España, donde hasta doce de las diecisiete comunidades autónomas cuentan leyes con que recogen los derechos de las personas trans. En el extremo contrario, la el poder ejecutivo de los EEUU -en manos de Donald Trump- pretende limitar el sexo de las personas al que determinen sus genitales al nacer.

PUBLICIDAD

Dos visiones opuestas que demuestran que todavía hay mucho camino por recorrer. La intolerancia, motivada día a día por la aparición de nuevos prejuicios, no es para nada fácil de erradicar. Al fin y al cabo, la única solución factible ante estas actitudes pasa por la educación y por la normalización de aquello que en algún momento de nuestras vidas -y por diferentes circunstancias- nos han hecho entender que no es normal.

Ángela, y los que han apostado por ella en este proceso, ha hecho mucho más que participar en un concurso de belleza. Ha conseguido que los medios de comunicación hablen de la transexualidad como nunca antes se había hecho. Porque lo cierto es que, echando un ojo a la hemeroteca de la mayoría de portales informativos, gran parte de noticias y artículos referentes a este colectivo tienen que ver, desgraciadamente, con agresiones físicas y/o verbales. Por todo esto y por lo que vendrá, gracias, Ángela.

PUBLICIDAD
Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD