PUBLICIDAD
Actualidad

Las trampas encienden ‘Masterchef’: robos y rivalidad por llegar a la semifinal

Antonia Dell’Ate, Boris Izaguirre y Maro Vaquerizo se convirtieron en semifinalistas tras una prueba de exteriores llena de boicots y zancadillas.

Todos los ‘celebritys’ querían conseguir su pase directo a la semifinal de la tercera edición y por eso la lucha por no ir a la prueba de eliminación fue encarnizada. Así, un grupo intentó boicotear al otro durante la prueba de exteriores para librarse ellos de la eliminación.

PUBLICIDAD

Antonia Dell’Ate sacó todas sus armas para evitar que el otro grupo pudiera recibir consejos de Ramón Freixa, el chef invitado. Así, se puso a gritar y protestar para que los componentes del otro equipo no pudieran escucharle e incluso dio un paso más allá e intentó llevarse al chef a su cocina para sacarle todo el jugo.

PUBLICIDAD

Pero la italiana no fue la única en tirar del juego sucio para conseguir ganar, pues su compañero Boris Izaguirre optó por robar varios utensilios al otro equipo pero Santiago Segura se terminó dando cuenta . «Sabías que los necesitaríamos y aún así los cogisteis», dijo el cineasta provocando que Antonia apareciera para pedir perdón irónicamente.

Pero, Santiago quiso devolvérsela y por ello terminó robando al otro equipo las mangas pasteleras que iban a necesitar para hacer el postre. Tras los robos, las cocinas se llenaron de reproches y de insultos de un equipo a otro con la intención de desestabilizar al contrario.

PUBLICIDAD

Finalmente, pese a las zancadillas que puso Antonia, la italiana logró la victoria de su equipo haciendo que ella misma, Boris y Mario Vaquerizo consiguieran el delantal blanco que les llevaba directamente a la semifinal.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD