OpiniónPortada

Crítica de ‘Cuéntame’: cuando el final es el principio

Ricardo Gómez dice adiós a la serie 17 años después, en un capítulo lleno de guiños y recuerdos.

29 de noviembre de 2018 es ya una fecha que pasará a la historia de la televisión por ser el día de la despedida de Carlos Alcántara de ‘Cuéntame’ 17 años después. Se nos va Carlos, nuestro Carlitos con el que todos hemos crecido y un Ricardo Gómez al que hemos visto crecer en lo personal y fundamentalmente en el ámbito profesional convirtiéndose sin lugar a dudas en uno de los grandes actores de su generación. Se va Carlos, pero estoy seguro de que tendremos Ricardo Gómez para rato. 

PUBLICIDAD

Hoy se nos ha ido la voz, se nos ha ido nuestro recuerdo y con él una parte de nosotros, pero lo que no se ha ido es la emoción, la empatía que le genera a uno cuando se sienta jueves tras jueves frente al televisor durante los últimos 17 años y se siente en familia. Ya no estará nuestro “heredero”, pero ‘Cuéntame’ es más que eso porque al final ‘Cuéntame’ somos todos.

El último capítulo de Carlos supone el fin de una era, un antes y un después en la historia de los Alcántara y significa un viaje de ida y vuelta porque como dice el propio Carlos Hipólito, uno siempre acaba donde empezó y es precisamente lo que sucede con Carlos: su final es su principio. 

PUBLICIDAD

Una vez más los guionistas nos han metido en la historia introduciendo guiños a nuestros días y a nuestra realidad. Y el primero lo encontramos en el día en que se desarrolla: 11 de septiembre de 1988, Nueva York con las Torres Gemelas de fondo. Un círculo que se cierra, porque muchos no se darán cuenta pero ‘Cuéntame’ inició su aventura en TVE un 13 de septiembre de 2001, dos días después del atentado terrorista que acabó con la vida de miles de personas y con el skyline del Nueva York que conocíamos hasta entonces.

En sus 17 años de historia uno siempre se ha preguntado ¿hasta dónde llegará ‘Cuéntame’? ¿llegarán a nuestros días? Y precisamente eso es lo que hacen en este episodio, reflexionar dónde estarían algunos personajes en el 2019. ¿No es rizar aún más el rizo y acercar aún más a los Alcántara a nosotros mismos?

PUBLICIDAD

En las últimas temporadas hemos asistido al declive de Carlos; el niño con el que todos crecimos se ha hecho mayor y no para de ir de fracaso en fracaso pero es que precisamente todos somos lo que somos gracias precisamente a nuestros errores y virtudes. Y por eso, llegó el momento de que Carlos hiciera un “viaje”, una travesía a su propio interior y diera con la respuesta clave: ¿Cuál es su historia? Y es que el importante no es Carlos, “no importa lo que pasa ni pasó, sino cómo pasó” y esa es la historia de Carlos, en definitiva la historia de ‘Cuéntame’: el cómo pasó que el mismo título de la serie lleva intrínseco. Es a partir de ahí donde vivimos el final del hijo pequeño de los Alcántara y lo que muchos siempre hemos pensado que sería el final de la serie: Carlos contando su propia historia, la historia de su familia, la de nuestras propias vidas. 

Es ahí donde llega la parte más emocional, el momento en el que las lágrimas nos brotan por la cara. Un recuerdo a cómo hemos vivido la historia de Carlos durante 17 años, 20 si entramos en el arco temporal de la propia ficción: desde que Carlos tenía 8 años, y su vida con Karina mientras suena de fondo una versión preciosa de la sintonía de la serie que es el cierre perfecto.

Poco a poco vamos asistiendo a la marcha de Carlos, al adiós a su familia, a su gente. Una despedida que es como si se despidiera de nosotros mismos porque sí, se nos va nuestro hermano, nuestro hijo, nuestro nieto, se nos van nuestros ojos, se nos va nuestra voz. Y es un adiós que no tiene fecha. 

Carlos se va a “la isla del tesoro” y ahí es donde llega otro de los grandes guiños de un episodio que está lleno de círculos que se cierran. “Me voy sin ruta ni destino, perdido pero feliz, un poco asustado y sobre todo me voy sin fecha. Necesito volar“, dice Carlos en lo que es sin duda meta televisión pues es como si se estuviera despidiendo el propio Ricardo: un actor que se va sin un proyecto claro y sin saber lo que le espera, pero feliz de poder explorar nuevos mundos. Pero no todo queda ahí, pues Carlos también les da las gracias porque “soy lo que soy gracias a vosotros, os llevo para siempre conmigo“, un mensaje que el propio Ricardo les dice a sus compañeros de reparto y por qué no decir también a los espectadores, a esos fieles que han estado frente a la pantalla en estos 17 años.

Y por si hemos soltado pocas lágrimas llega la escena final en la que descubrimos que “Karlina” siguen juntos, que la historia de amor sigue viva y es que no podía acabar de otra manera; los fieles seguidores no permitiríamos que el final de nuestros Carlos y Karina no sea juntos. Mientras suena el “Eres tú” de Mocedades, todo un emblema en la historia de la música, para cerrar un episodio tan especial y una etapa, que forma parte ya de nuestra memoria colectiva.

Pero no es momento de ponernos melancólicos porque ‘Cuéntame’ sigue. Los Alcántara seguirán acompañándonos durante al menos una temporada más en la que ya no estará Carlos aunque sí su voz representada en Carlos Hipólito pues sino nada tendría ya sentido. Y desde aquí solo podemos desear larga vida a la mejor ficción de la historia de nuestra televisión y toda la suerte para Ricardo en su aventura.

 

 

 

 

 

 

 

 

Y ADEMÁS:
Compartir:

Comentar

Tu correo electrónico no será mostrado. Los campos marcados con * son obligatorios.

PUBLICIDAD