PUBLICIDAD
Opinión

La salvación in extremis de Makoke

Las esperanzas de una clara expulsión se esfumaron.

Si oímos hablar de María José Giaever puede que no sepamos quien es, aunque si añadimos que es el nombre real de Makoke, las dudas se resuelven. Gracias a su relación con Kiko Matamoros y sus numerosas apariciones televisivas, su identidad ha estado presente en cada una de las quinielas previas de cualquier formato de telerrealidad dirigido a rostros conocidos. Sonó como una candidata muy fuerte para las últimas ediciones de Supervivientes, aunque parece ser que por un desacuerdo económico, hasta ahora, todavía nunca ha viajado a Honduras. También coincidiendo con las últimas entregas de GH VIP, había el rumor de qué podría concursar, pero no ha sido hasta ésta nueva edición, donde la hemos podido ver entrar, a la casa más famosa de Guadalix de la Sierra.

PUBLICIDAD

La popularidad de Makoke se remonta años atrás, su currículum televisivo está iniciado por ser una de las chicas del telecupón, estuvo mostrando números tres años. Ella siempre que puede, destaca que su interés mediático también se debe a su efímera relación Brad Pitt. Eso sí, aquí en nuestro país, al emparejarse con uno de los vips españoles más conocidos, su rostro se convirtió también en popular. Madre de dos hijos, el mayor Javier y la pequeña, Ana. De distintos padres, el primero del empresario Javier Tudela y Ana, de Kiko Matamoros. Pocas semanas antes de despedirse de los suyos y entrar en GH VIP, saltaba la sorprendente noticia que su matrimonio con Kiko Matamoros ponía puto y final. Tras 18 años de noviazgo y dos de casados se zanjaba la convivencia. Por lo que se ha contado hasta la fecha, una infidelidad por parte de él fue el detonante. No es la primera vez que se oían rumores de separación entre ellos, años atrás, a Makoke se la relacionó con otro hombre.

El estar de máxima actualidad ha facilitado y mucho el fichaje de Makoke por GH VIP. Según se ha publicado en prensa, además, es la participante mejor pagada de la edición. Siendo sinceros por el ambiente que se respiraba al ir descubriendo las identidades de los inquilinos de GH VIP  6, Makoke no era de las que más interés despertaba por verla convivir las veinticuatro horas del  día, los siete días a la semana. A través de las redes sociales se apreciaba la opinión generalizada  de parte de la audiencia hacia ella. Mayoritariamente al público le daba una pereza inmensa verla convivir ya que despertaba cero interés mediático. Los motivos que se alegaban a la no aceptación de la malagueña eran que no tenía carisma ninguno, que tampoco interesaba nada su trama personal y matrimonial y por último que podría ser a priori uno de los muebles del año.

PUBLICIDAD

Tras casi dos meses de concurso, la participación de Makoke hay que cogerla con pinzas. Está siendo sosa, poco clara y por momentos sobreactuada. Su supuesta amistad exterior con Mónica Hoyos, la ha trasladado al concurso siendo la sombra de la peruana. Su día a día y convivencia en la casa no entretiene para nada al telespectador ya que carece de contenido alguno. Sólo durante las conexiones en directo despierta algo e intenta plantar cara a alguno de sus compañeros pero sus argumentos son de lo más débiles y pobres. Rara es la semana que no hace referencia a su pasado sentimental con Kiko, ya sea sola en el confesionario o junto a alguno de sus compañeros. Desde el inicio del programa, ha ido desgranando la versión de su reciente separación. Destaca aspectos del pasado, presente y futuro inmediato de las dos partes. Se ve tan forzado que roza la sobreactuación, pidiendo a gritos encubiertos que Kiko suba a la casa para reencontrarse con él. Cómo por ella misma el contenido que genera es mínimo necesita depender de otra persona del exterior para ganar algo de protagonismo. Ella, por su boca ha verbalizado acusaciones y comentarios de lo más desafortunados hacia Kiko, aspecto que ha decepcionado y dolido al colaborador.

Tras una ajustada ronda de nominaciones, Makoke por primera vez subió a la palestra. Tanto en plató como en el hogar del ochenta por ciento de la audiencia aplaudimos como si no hubiera mañana al saber que estaba nominada junto a Míriam y El Koala. La alegría nos duró poco ya que, Tony Spina como jefe semanal de la casa, utilizó el poder del intercambio. Su jugada fue sacar de la lista a Makoke y colacar a Verdeliss en su lugar. Su pensamiento fue nominar directamente a Verdeliss para que se batiera con Míriam y El Koala, para que éste último saliera de la casa.

PUBLICIDAD

Por ahora no podemos expulsar a Makoke, esperemos que la oportunidad no tarde mucho en llegar. Es una mujer que no causa adoración hacia el público, sino que todo lo contrario. Tanto ella como Suso y Mónica son los tres que despiertan más rechazo, aspecto que determinará su expulsión en cuanto estén nominados.

🔵 Si quieres estar informado de las noticias sobre televisión, suscríbete a nuestro canal de Telegram.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD