OpiniónPortada

La Gala 3 de ‘OT 2018’ tropieza en la dirección artística de sus puestas en escena y en la empatía de sus concursantes

Noemí Galera ha tenido que enviar un duro mensaje a sus alumnos por la falta de transmitir sentimientos encima del escenario de ‘OT 2018’.

Nueva gala y nuevo traspiés en ‘OT 2018’, tras una noche en la que los concursantes no han conseguido dar el do de pecho y los altos cargos de la productora responsable, Gestmusic, se han olvidado por completo de contratar a alguien para idear las puestas en escena. Y es que esta tercera noche de emociones debería haber terminado poniendo en los créditos un cartel de “ATENCIÓN: URGE DIRECTOR/A ARTÍSTICO CON IMAGINACIÓN“.

PUBLICIDAD

No hace falta irnos a las grandes performances de formatos como The X Factor UK o America’s Got Talent, donde saben dotar a cada actuación de una historia y hasta de una trama con desenlace incluido, teniendo en nuestra televisión patria programas como Tu cara me suena capaces de emocionar, divertir y hasta viralizar conceptos globales de interpretaciones que muestren que detrás de cada una, hay un trabajo bien pensado y meditado.

Cosa que aún ‘OT 2018’ no ha sabido conseguir con las coreografías de Vicky Gómez, las clases de interpretación de Itziar Castro y la dirección de producción de Tinet Rubira. Todos ellos son grandes profesionales en sus campos y han demostrado, en muchas ocasiones, su talento e imaginación para sacar adelante sus proyectos, por lo que ¿dónde están esas ideas originales e inéditas?, ¿cuando veremos esa imaginación plasmada en conceptos pensados para una televisión moderna?.

PUBLICIDAD

Sólo hay que ver de nuevo las actuaciones de Alba Reche y Marta, Carlos Right y María o Famous y Noelia, con canciones totalmente diferenciadas entre sí, pero con unas puestas en escena idénticas con los concursantes situados uno frente al otro micrófono en mano y con un fondo rojo anaranjado. Por no hablar de la realización, anclada a los planos generales, pero con la mejoría de que en esta ocasión, han sabido jugar con la amplitud de un gigantesco plató ayudándose de las grúas y la steady cam, unos recursos que deberían tener más presencia para conseguir ese detalle mágico y transmitir.

Por que no neguemos lo evidente. A estos chicos y chicas les está siendo muy complicado empatizar con el público, y eso se ha reflejado hasta en las audiencias de estas tres semanas en emisión con una Gala 0 que marcó un prometedor 20’5%, pero que en tan sólo 15 días ya ha perdido casi 600.000 espectadores por el camino marcando en la 2º Gala un 15’8%. Hasta Noemí Galera, en su conexión en directo en plató, ha reñido a sus alumnos por la falta total de transmisión a la hora de cantar, un problema donde deberán hacer bastante hincapié durante las próximas semanas.

PUBLICIDAD
Y ADEMÁS:
Compartir:

Comentar

Tu correo electrónico no será mostrado. Los campos marcados con * son obligatorios.

PUBLICIDAD