PUBLICIDAD
AudienciasPortada

La crítica de la semana: Cosas de la edad

ANÁLISIS DE AUDIENCIAS | Semana del 10 al 16 de septiembre de 2018.

Hasta la fecha la tercera edad siempre tuvo un papel marginal en televisión. En los últimos años las personas mayores han dejado de ser jarrones chinos en la pantalla para ocupar el papel que les corresponde.

PUBLICIDAD

La patrones establecidos en televisión están para romperlos, y de arriesgar e innovar en #0 saben un rato. La cadena de pago emitía el pasado lunes el que es probablemente el mejor formato estrenado en España en el último año. Hablamos de ‘Cosas de la edad’, la adaptación española de una serie documental británica de seis capítulos que narra la llegada de un grupo de niños de 4 años a una residencia de ancianos. Un experimento sociológico de valor incalculable en el que se puede apreciar desde el primer capítulo la incidencia directa de los más pequeños en el estado vital de los abuelos. Juegos, actividades y ejercicios compartidos entre ambas generaciones que desembocan en reacciones positivas en unos y otros. El visionado del desarrollo del experimento va acompañado del testimonio de especialistas en geriatría o psicología, que aportan el análisis científico de lo acontecido y que va más allá del factor emocional. Todavía faltan cinco capítulos para llegar al final, pero con el primero de ellos uno ya observa tanta humanidad intergeneracional que es imposible no removerse por dentro.

El programa logra casi lo imposible en televisión, un sello de naturalidad 100%, que surge de la inocencia de la infancia mezclada con la “inconsciencia” de la vejez. Todos actúan y sienten ante las cámaras sin importar la presencia de estas, se dejan llevar dándole sentido al concepto de telerrealidad y transportando al espectador hasta la identificación con su entorno más cercano. Ya sea por empatía o por la gran belleza de las situaciones que el espectador asiste durante una hora a un tsunami de emociones. Es imposible no disfrutarlo con una media sonrisa de bobo en la boca o con lágrimas agridulces en los ojos. No hacen falta ni músicas envolventes, ni presentadoras hurgando con preguntas lacrimógenas… las emociones en el espectador nacen solas ante un formato simple en estructura pero tremendamente rico en interacciones. Si pueden, pasen y véanlo, a uno le reconcilia con el ser humano y especialmente con un medio tan denostado como la televisión.

PUBLICIDAD

La semana nos ha dejado alguna que otra perla relacionada con la edad o con el paso del tiempo. A la misma hora que se emitía ‘Cosas de la edad’ en #0, Jordi Évole daba el salto a Antena 3 para presentaros el especial ‘Hasta los 100 y más allá’. El programa mostraba el anhelo de una abuela para alcanzar uno de sus sueños, con la consiguiente consecución de este.  La apuesta de Évole se tuvo que conformar con un discreto 11,2% de share, viéndose arrollada por el rey de los lunes, el buen doctor de Telecinco que superó el 18%. La lucha estética para sobrevivir al paso del tiempo también fue una de las protagonistas de la semana, pocos presagiaban el sorprendente dato de audiencia de la transformación facial de Las Campos. Media España paralizada por una papada, el programa alcanzó un excelente 21,3% de share. Descubrir el nuevo rostro de Carmen Borrego fue cuestión de segundos, pero las mentes pensantes que organizaron el cotarro sustentaron con relleno cuatro horas de televisión de una rentabilidad incontestable.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD