PUBLICIDAD
EntrevistasPortada

Carlos Franganillo, nueva estrella del ‘Telediario’: «El cambio es radical»

Hablamos con Carlos Franganillo, la nueva cara del Telediario 2 de TVE que abandona la Corresponsalía de Washington tras cuatro años.

TVE estrena esta noche una nueva cara al frente del Telediario 2. Ana Blanco deja su puesto a Carlos Franganillo, quien hasta ahora era el corresponsal de TVE en Washington. El periodista que también fue corresponsal en Moscú se estrena como presentador del informativo estrella de TVE con muchas ganas e ilusión y queriendo no pensar demasiado en la presión que hay por su nombramiento.

PUBLICIDAD

El Televisero ha podido charlar con Carlos Franganillo horas antes de su debut al frente del TD-2 sobre cómo se produjo la oferta, si le costó aceptarla, cómo ha vivido los momentos de denuncias  yquejas de manipulación de TVE y si cree que es posible conseguir una televisión pública plural.

¿Cómo te llegó la oferta? 

PUBLICIDAD

Carlos Franganillo: Estas cosas te lo ofrecen cuando menos te lo esperas pero una vez que surgen y viendo el equipo que se ha formado de edición y realización para el Telediario de la noche creo que no podía haber una mejor circunstancia para decir que sí.

¿Cómo lo afrontas? 

PUBLICIDAD

C.F.: Con muchísima ilusión y con muchas ganas de hacer algo.

¿Te costó decir que sí tendiendo en cuenta que esta dirección es transitoria y puede haber cambios en unos meses? 

C.F.: No, el proyecto me atraía y sé las circunstancias que hay ahora en esta casa y ojalá pronto haya un concurso rápido y se resuelva de la mejor manera, transparente y rápida y creo que eso sería lo mejor. Pero en cuanto a la decisión tardé dos, tres días pero fue más por cuestiones logísticas y familiares de ver cómo podría organizarlo.

Te ha cambiado la vida en unos días… 

C.F.: Sí, bueno sabía que tarde o temprano iba a volver a España porque las corresponsalías suelen tener también una fecha de caducidad pero algo tan abrupto porque surgió a principios de agosto y no contaba con qué me iban a ofrecer algo así pero es una propuesta a la que no puedes decir no y más conociendo al equipo que voy a tener detrás.

¿Cómo te llevas con la cámara y el estar estático? 

C.F.: Eso es lo que más me va a costar y tengo que aprender. Llevamos días ensayando y trabajándolo y creo que voy mejorando. Me siento mucho más cómodo. Es otra manera de contar las cosas y voy a pasar de tener que hacer una crónica en 50 segundos a tener todo un telediario para contar lo que pasa pero lo voy asimilando rápido.

¿Cómo se lleva la presión de ser una de las nuevas estrellas de los Telediarios y el hecho de que se espere mucho de ti? 

C.F.: Intento no pensar mucho en ello. La presión siempre es buena y estimula pero me quiero concentrar sobre todo en el trabajo y en todo lo que voy a tener que perfeccionar y trabajar porque son muchas áreas y una temporada política muy candente. El cambio es radical. Es verdad que hay mucha presión y veo muchas ganas alrededor y eso me motiva mucho pero prefiero centrarme y abstraerme de toda la expectación que se ha generado.

Otro tipo de presión es la política. Aun no habéis empezado y el PP ya acusa a TVE de purgas y de censurar temas, ¿cómo afrontas este tema? 

C.F.: Nunca he sentido presiones políticas pero claro a nivel internacional es muy diferente y menos sensible. Pero aquí la gente está muy concienciada en impulsar una nueva temporada con nuevos profesionales, con un proyecto que pretende ser más innovador en las maneras de narrar y cómo contar eso sin que se haga pesado. Estamos también valorando introducir entrevistas y alguna novedad que se van a incorporar poco a poco porque no ha dado tiempo a hacer experimentos desde el principio.

¿Vas a echar de menos la calle y la información internacional? 

C.F.: Estoy seguro de que con el tiempo echaré de menos la calle y el estar más al pie de la noticia. Y más que por los directos por los reportajes que hemos hecho para ‘Informe Semanal’ o ‘En portada’ y para los Telediarios. Pero bueno ahora tengo otros retos distintos y quién sabe, hoy estás aquí y mañana allí.

¿Cómo has vivido desde fuera las acusaciones de manipulación durante estos años y las quejas de tus compañeros? 

C.F.: Evidentemente hablaba con compañeros y me contaban cosas que pasaban pero al estar lejos estás como aislado de todo eso y se trabaja de forma distinta porque en muy pocas ocasiones se modifica el trabajo que hace un corresponsal porque se trabaja de forma muy autónoma. Y entonces sí que he estado apartado de todo eso y más porque como no soy de Madrid cuando venía por aquí Pisba poco la redacción y es verdad que he perdido un poco las mecánicas de estar en una redacción.

¿Qué opinas personalmente de los cambios realizados? 

C.F.: Creo que todos los equipos que se han formado son altamente profesionales, con los que he trabajado son gente que han sido elegidos por criterios profesionales y no veo ningún pero en ese sentido y creo que hay mucha ilusión y muchas ganas por hacer el ejercicio del periodismo y por darle una vuelta y contarlo de otras maneras.

¿Impone competir contra Vicente Vallés y Pedro Piqueras? 

C.F.: Son dos periodistas a los que admiro pero prefiero no pensar en eso y concentrarme en mi parcela pero claro que impone porque son dos grandes figuras del periodismo español a los que la gente conoce a la perfección y toda novedad le cuesta más encontrar su hueco.

¿Quiénes son a nivel informativo tus referentes o a quién veías cuando eras pequeño? 

C.F.: Yo no soy un periodista de vocación. De hecho yo estudié comunicación audiovisual porque me encantaba el cine y quería ser director de cine pero luego la vida te trae por otros caminos pero siempre me ha atraído la profesión. Aunue yo me fijaba más en los reporteros y en gente como Pérez Reverte, Calaf y muchas figuras que contaban las crónicas. También me encantaban los reportajes de De la Quadra Salcedo y en TVE hay mucha escuela.

¿Crees que las audiencias te van a imponer? 

C.F.: Entro en un territorio desconocido para mí. Jamás me he fijado en eso porque como corresponsal la vida es más cómoda. No tienes tampoco esa presión de la actualidad política nacional que es un ritmo muy frenético. Y en el tema de las audiencias seguramente acabaré enganchado cada mañana.

¿Y tu familia que te dice? 

C.F.: Mi familia de aquí están encantados aunque mi familia más cercana se ha tenido que quedar de momento en EEUU porque ha sido todo tan rápido que no ha dado tiempo a reorganizarse. Tenía ganas de volver a España porque apenas venía una vez al año y la verdad es que tenemos una calidad de vida muy distinta.

Entramos en año electoral y es posible que como cara del TD-2 te toque entrevistar a los líderes políticos, ¿estás preparado para ese nuevo reto? 

C.F.: Será también un reto nuevo. He hecho muchas entrevistas en mi carrera pero no de este tipo de entrevistas en directo y con un líder de política nacional. Va a ser emocionante y creo que la incertidumbre política genera mucho más emoción.

La crítica en este sentido llegará de un lado y de otro… 

C.F.: Cuento con eso y teniendo en cuenta que TVE es un sitio particular pero lo haremos con profesionalidad y lo que venga de fuera no nos tiene que afectar para nada.

¿Crees que se va a conseguir que TVE sea un instrumento político? 

C.F.: Creo que la gran solución no son los decretos sino un concurso público donde se consiga un consejo de Administración lo más alejado de las injerencias políticas posible y seguramente este concurso que está en marcha no sea el mejor pero puede ser un paso muy importante. Yo creo que si ese paso se logra podremos ver a una RTVE mejor protegida frente a toda esta lucha y acusaciones a veces baratas, gratuitas donde se trata de despistar a los profesionales.

¿Confías en que el nuevo Consejo y el Presidente te avalen en tu puesto, porque sino sería como volver para atrás? 

C.F.: Entiendo que una nueva dirección quiera hacer cambios y pueda no contar conmigo porque igual que ahora han contado conmigo también puedo entender que a un nuevo equipo yo no les encaje. Eso es algo que pasa en todas las empresas y esta siendo pública tiene sus particularidades. Ojalá cuenten conmigo mucho tiempo.

¿Qué noticia te gustaría dar este otoño? 

C.F.: Muy complicado… Lo de la paz mundial ya está muy visto (risas). Hombre estoy muy preocupado por las tensiones de Cataluña y espero que cualquier noticia que vaya en relación a serenar la situación será bienvenida.

Tú que has estado en EEUU ¿cómo es la relación de Trump con la prensa y cómo ha sido trabajar durante su mandato? 

C.F.: Ha sido un reto personal y profesional muy interesante porque Trump es un producto perfecto para los medios de comunicación y todo un desafío para el periodista porque es muy fácil caricaturizar a Trump y da muchos motivos para ello pero el reto es mantener la cabeza fría y contar e ir más allá de cómo es Trump. Él sabe lo que proporcionar a los medios y hay que alejarse de ese juego porque eso lo domina muy bien.

Es posible que te toque cubrir los Premios Princesa de Asturias, será algo muy especial siendo de allí y habiendo trabajado para la Fundación… 

C.F.: Sí, soy de Oviedo y trabajé durante más de un año con la Fundación y si me toca ir será un gran honor personal.

¿Qué hobbies tienes? 

C.F.: No tengo hobbies apenas porque tengo niños pequeños. Soy muy aburrido, me gusta el cine, leer, soy muy poco original, no hago parapente ni nada (risas). Y con el cambio de horario que tenía allí no tenía apenas tiempo para hacer nada.

 

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD