PUBLICIDAD
ActualidadEurovisión

Sergio Dalma critica el nuevo rumbo de Eurovision: «Si volviera quedaría de los últimos»

El que fuera representante de España en 1991 con ‘Bailar pegados’ se aleja del foco Eurovisivo al criticar la nueva normativa del certamen.

El portal La Vanguardia ha querido entrevistar al cantante Sergio Dalma en plena promoción de su gira ‘Via Dalma 3‘ para preguntarle, entre otras cosas, por su opinión personal acerca del Festival que le brindó una popularidad meteórica en España y Latinoamérica tras conseguir una cuarta posición en 1991 y una de las mejores posiciones conseguidas por TVE en el certamen europeo.

PUBLICIDAD

Dalma tiene claro que ‘Bailar Pegados‘, la canción con la que acudió al Festival de Eurovision, es un tema al que está tremendamente agradecido por todo lo que le ha aportado a su carrera musical y a su vida: «Le debo bastante«. «Es una canción que me hizo llegar a un público muy amplio. Todavía ahora mucha gente me asocia a esta canción y eso es muy bonito», aunque el catalán confiesa que desde hace ya unos años, desde que inició su etapa con los discos de versiones de las composiciones italianas más famosas de la música, «he querido salir de la zona de confort que me da esta canción, consciente de que tenía que hacer más».

Al ser preguntado sobre si volvería a Eurovision si TVE le ofreciera esa posibilidad algún año, deja intuir que no, que para él «las cosas han cambiado mucho desde que yo actué en el festival en Roma. Ahora Eurovisión es un festival sin bandas en vivo, deja mucho que de­sear», afirmando con rotundidad que en el caso de que se diera la situación de regresar al certamen «quedaría de los últimos, o el último». Aun así, Sergio destaca que de los últimos años, la coronación de ‘Amar pelos dois‘ de Salvador Sobral en 2017 como la mejor canción de Eurovision le entusiasmó por conquistar a toda Europa estando solo en el escenario.

PUBLICIDAD
Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD