PUBLICIDAD
Actualidad

Andrea Duro denuncia la agresión homófoba a su primo: “¡Basta ya!”

La actriz quiso denunciar en sus redes sociales el ataque que recibió su primo en una discoteca de Alcorcón por parte del miembro de seguridad por besarse con su novio.

Las agresiones homófobas no cesan y este fin de semana un joven fue agredido presuntamente en una discoteca de Alcorcón (Madrid) por uno de los miembros de seguridad del local después de dar un beso a su pareja. El joven agredido es además el primo de una conocida actriz que decidió denunciar el caso en las redes sociales.

PUBLICIDAD

Así, la actriz madrileña Andrea Duro daba a conocer en las redes que el joven agredido era Daniel Duque, su primo. Al parecer todo sucedió en la noche del sábado 18 de agosto en la discoteca Jowke Club de Alcorcón cuando el chico se encontraba haciendo cola junto a su novio para entrar al local. “Aquí no queremos maricones“, fue la frase que le dijo uno de los puertas de seguridad al joven tras darle un puñetazo presuntamente.

“No se me ocurrirá en la vida pisar vuestro garito de mierda”, empezaba diciendo Duro en su mensaje. “Me provocáis una vergüenza y un asco terrible, Jowke Club”, continuaba. Y es que la agresión acabó en un corte en la mejilla y una luxación grave de hombro tal y como relató el propio joven en sus redes.

PUBLICIDAD

“¿A qué clase de personas contratáis para velar por la seguridad de vuestros clientes? ¿Qué puede suponer para vuestra imagen que dos personas del mismo sexo que se aman, se besen en la puerta de vuestra discoteca (vía pública, por cierto)? Porque a mí lo que me da una imagen de mierda es que hayáis permitido este ataque y que haya sido por alguien de vuestra seguridad”, prosiguió la actriz a través de su InstaStories.

PUBLICIDAD

Críticas al Ayuntamiento

Ganar Alcorcón ha denunciado en un comunicado la “inoperatividad” de la oficina municipal contra los delitos de odio ante la agresión homófoba. El portavoz de Ganar Alcorcón, Jesús Santos, que estuvo con la pareja que sufrió la agresión, ha señalado que la oficina de delitos de odio, dependiente del Ayuntamiento, no estaba disponible.

“En unos momentos de enorme calvario personal para la persona agredida, los servicios municipales han fallado a un vecino”, ha señalado el portavoz Ganar Alcorcón.

Por su parte, la discoteca se ha manifestado a través de las redes para dejar claro que la empresa “”no discrimina por razón de raza, sexo o religión y cuenta en su plantilla con personal de muy distintos orígenes, nacionalidades y condiciones”. Asimismo, comunican que estudiarán lo sucedido.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD