PUBLICIDAD
Actualidad

Pepe Rodríguez y su confesión más sorprendente: “Dios me cambió la vida”

El jurado de ‘MasterChef’ saca a la luz que es un hombre muy católico.

¿Está reñido compaginar la televisión con la fe? Para Pepe Rodríguez, chef con una estrella Michelín y jurado de ‘Masterchef’ la religión es una pieza fundamental en su vida. En declaraciones a ABC, el popular rostro de TVE confiesa lo siguiente: “Perdamos el miedo a decir que somos creyentes. Para que todo se normalice y no parezca algo extraordinario”.

PUBLICIDAD

El chef habla de su fe por primera vez con naturalidad y sin tapujos: “Soy un hombre que vive en la parroquia, que va a la iglesia de su pueblo y participa en ella. No sé si participo todo lo que debería, pero sí intento que mi familia, mis hijos y mi mujer la vivamos desde dentro. Pero no es nada fácil enseñar a los hijos que vayan a la iglesia […] Y quiero que mis hijos vean que yo voy a Misa, aunque ellos son a veces los que no quieren, por la edad y por diversos motivos”.

El popular cocinero asegura que su relación con Dios “es muy profunda”: “Fui a un cursillo, tres días sin descanso de rezar y de hablar con Dios, de preguntarle qué quería de mí. Aquello me cambió, me ayudó a sentirme más cerca de él. Y a veces me pregunto por qué he tenido la suerte de conocerlo ¿Por qué he tenido la suerte de sentirlo cerca y otros no lo sienten? No puede depender de mí, ha tenido que ser algo que me ha venido dado”.

PUBLICIDAD

Y es que Pepe vive su fe en medio del mundo de la televisión y la fama con normalidad: “La fe no está reñida ni con la televisión ni con la fama […] La fe se tiene o no se tiene, se vive o no se vive, se lleva o no se lleva. No sé si soy un hombre capacitado para dar ninguna norma, pero a mí no me estorba para nada en mi trabajo. Intento que la gente que está a mi alrededor entienda que soy un hombre de fe, pero tampoco lo voy pregonando ni creo que sea necesario”.

Asiduo al santuario de la Virgen de la Caridad, una costumbre que mantiene desde niño, es habitual verle en su santuario. “Para mí ella es muy importante. Llevo a la Virgen de la Caridad en el corazón. Justo ahora vengo de hacerle una visita y estaba pensando que, lamentablemente, no se la pudo ver en la final de MasterChef”, confiesa el propietario del restaurante El Bohío.

PUBLICIDAD

🔵 Si quieres estar informado de las noticias sobre televisión, suscríbete a nuestro canal de Telegram.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD