AudienciasPortada

La crítica de la semana: Verano con sabor americano

ANÁLISIS DE AUDIENCIAS | Semana del 16 al 22 de julio de 2018.

Un verano más la parrilla española rellena sus huecos vacacionales con productos provenientes del otro lado del charco. Ficciones de éxito internacional desembarcan con algo de retraso en nuestro mercado para ser consumidas entre mosquitos.

Películas de Liam Neeson en Telecinco,  puñetazos de Jason Statham en Antena 3 y series americanas a mansalva  suelen marcar la tónica de los veranos televisivos en España. A pesar de que Mediaset y TVE hacen esfuerzos para mantener la producción nacional durante el periodo vacacional, las cadenas tiran de productos adquiridos en el mercado internacional para no cerrar la persiana durante los meses de julio y agosto. Con la llegada de las plataformas online las series americanas han dejado de ser un baluarte durante el curso escolar, lejos quedan esos tiempos en los que ‘House’ o ‘CSI’ reinaban en las parrillas con sus audiencias estratosféricas. El nuevo consumo audiovisual resquebrajó la antigua estrategia de las televisiones generalistas para emitir ficción extranjera. Las series made in USA ahora deben conformarse con hacer sustituciones de verano, con esperar que la audiencia de la televisión tradicional no haya tenida la oportunidad de consumirlas anteriormente o simultáneamente por otros medios.

El lunes llegaba la gran sorpresa de este verano, ‘The Good Doctor’ arrasaba en Telecinco con un 19,1% de share en su primer capítulo y un 25,5% en el segundo. Lo más impresionante del dato es que superó los tres millones y medio de espectadores, cifras casi inalcanzables durante los meses de verano, y más para una producción foránea. Bien es verdad que la cadena llevaba cebando la serie desde hacía semanas, con incursiones durante el Mundial de fútbol o paneles de cartón piedra en el plató de ‘Sálvame’, pero el éxito en su estreno era del todo impensable para un servidor. Y es que la ficción protagonizada por este doctor recién licenciado atrapa. Te enfila por el conducto de los sentimientos mientras te entretiene con el intríngulis habitual de las tramas médicas. ‘The Good Doctor’ es efectista y tramposa, pero funciona desde el minuto uno. Es la historia mil veces contada del personaje diferente que intenta encajar en un ambiente hostil, todo ello revestido de exhibicionismo sentimental e interpretado magistralmente por Freddie Highmore. El actor estadounidense tiene la habilidad de tener permanentemente la lágrima pegada al ojo sin llegar a derramarla, ese sí pero no que consigue desbordar emocionalmente al espectador.

The Good Doctor’ partía con la ventaja de no haber sido distribuida anteriormente por plataformas como Netflix o HBO. A pesar de haber sido emitida por AXN, Telecinco disponía casi en exclusividad de la serie, hecho que facilitaba su lanzamiento a la hora de captar a una audiencia virgen de cualquier contacto con el doctor de Mediaset. No tuvo la misma suerte Antena 3 con ‘El cuento de la criada’, que  ya formaba parte del catálogo de HBO. La ficción se estrenó en abierto con buenos datos pero actualmente obtiene registros bastante discretos, el pasado martes se conformaba con un 11,6% de share. Es probablemente la mejor serie de nuestros tiempos, por su punto de partida perverso y toda la carga ideológica que traspira. No es un producto amable ya que va más allá del puro entretenimiento, replantea prejuicios establecidos y pone al espectador frente un espejo distorsionado en el que no siempre es agradable reflejarse. Si la audiencia logra procesar esa encrucijada moral, asumiéndola y analizándola interiormente, consigue disfrutar de una obra audiovisual maravillosa. Pasen y véanla.

Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *