PUBLICIDAD
Opinión

Rosa Benito y Mila Ximénez entierran el hacha de guerra

Mila Ximénez y Rosa Benito se reconcilian

Cuando lo poco probable se vuelve una realidad: La colaboradora de ‘Sálvame’ y la peluquera se reconcilian tras cinco años sin hablarse.

La gran enemistad que separaba la relación entre Rosa Benito y Mila Ximénez era vox populi. Numerosos enfrentamientos en directo, claras disparidades de opiniones y indirectas de lo más directas en sus cuentas de redes sociales convirtieron a Rosa y Mila en auténticas enemigas íntimas. Tal conflicto entre las colaboradoras de televisión parecía totalmente insalvable, pero como bien dicen algunos; los imposibles no existen.

PUBLICIDAD

A raíz de compartir infinidad de tardes en el plató de Sálvame, cuando la cuñada de la más grande todavía colaboraba en él, saltaba a la vista que las diferencias entre éstos dos caballos de Troya era evidentes. Éstas dos celebrities del entretenimiento nacional protagonizaban a menudo enfrentamientos a todo gas, recriminaciones, ataques, abandonos de plató y hasta imitaciones. La hija de Rosa, Chayo, ha sido uno de los motivos que más ha marcado el distanciamiento de las ex compañeras de trabajo.

Por momentos, desde el otro lado de la pantalla, parecía que Rosa no entendía que Sálvame es un auténtico espectáculo en directo, donde los colaboradores deben dar el 101% para intentar retener al telespectador y así éste no cambie de canal. Cierto es que Rosario Mohedano ha rellenado varias secciones de la escaleta del programa a lo largo de los últimos tiempos.

PUBLICIDAD

Desde su sonada separación de Antonio Tejado, a sus polémicas contrataciones musicales en fiestas pueblerinas, pasando por toda la polémica sobre el pasado y presente de su marido, Andrés Fernández. Tal intensidad de polémica hizo a Rosa replantearse más de una vez seguir o no trabajando en el programa o hasta aceptar que desde la dirección decidieran prescindir de ella a causa de los litigios judiciales interpuestos tanto a la productora como a la cadena por parte de su yerno Andrés.

Rosa Benito se ha convertido en una asidua colaboradora de fin de semana, es decir, el plató de Viva la Vida presentado por Toñi Moreno la recibe semanalmente con los brazos abiertos. La que se convirtiera en ganadora de Supervivientes 2011, ahora opina sobre los náufragos de la edición de éste año. Poco habla ya de lo relacionado con su vida personal, aunque se haya rumoreado en varias ocasiones si podría haber encontrado sustituto para el hueco que dejara Amador, de su boca nunca ha confirmado nada.

PUBLICIDAD

Recientemente en una entrevista íntima dada al programa donde colabora Rosa, ella no dudó en reconocer que aunque le duela muchísimo lo sucedido con Mila desearía por su parte empezar de cero con ella y así decir aquello de pasado, pisado. Por su lado, Mila al ser testigo de esas palabras de la que fuera su compañera de batallas, no dudó en publicar en su cuenta oficial de Instagram una instantánea de ambas donde se las ve muy cómplices y unidas.

Un primer plano de lo más amigable entre las dos junto al siguiente texto: “Yo también me quedo con lo bueno. ¡Que fue mucho!”. Así pues, por ahora todo hace pensar que se deja el orgullo a un lado, se perdona y se tiende la mano de la amistad. Seguramente las dos recuerdan los agradables momentos vividos conjuntamente y prefieren hacer todo lo posible por compartir de nuevo otros igual de buenos o hasta mejores.

El tiempo dirá si finalmente Rosa vuelve o no a Sálvame. Todo depende de si la dirección se plantea de nuevo adjudicarle una silla y si ella está de acuerdo con las condiciones propuestas. Hay que reconocer que Rosa creció como profesional colaborando en Sálvame, su catarsis desde que empezó hasta que finalmente no volvió es evidente. Ha sido una fábrica de contenido abriéndose en canal y dando momentos apoteósicos que perduraran por siempre tanto en la hemeroteca de Telecinco como en nuestras mentes. En definitiva, dicen que el tiempo todo lo cura y parece ser que éste es un ejemplo. Ante la sorpresa de muchos, Rosa y Mila están más cerca que nunca de compartir de nuevo ratos cómplices como los de antaño en la Muralla.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD