Opinión

¿Por qué Raquel Mosquera merece ganar ‘Supervivientes 2018’?

Raquel Mosquera ganadora Supervivientes

Naturalidad, corazón, superación y compañerismo; las bazas de Raquel para el triunfo en el reality show.

Nadie dijo que fuera fácil, pero hay que seguir como el primer día de concurso, apostando por ella y así ojalá oír de boca de Jorge Javier aquello de “La audiencia de Supervivientes 2018 ha decidido que el ganador sea… RAQUEL”.

PUBLICIDAD

Ha sido una batalla continua desde el inicio del programa, semana tras semana la Mosquera ha estado en el punto de mira de muchos, pero como gran guerrera que es, sigue ahí luchando llegando a España como nonimada. Es una mujer que no decae, no se achanta y siempre tiene un argumento para explicarse. No ha habido gala donde no haya sido cuestionada, atacada y hasta humillada por compañeros que se creen que tienen un máster de supervivencia y no son otros que seres humanos con un fondo de lo más oscuro y una maldad enorme. Levantarse a diario en un entorno tan pequeño y junto a personas que intentan hundirte a toda costa no debe ser nada fácil ya que todos tenemos sentimientos.

La respuesta de la peluquera ha sido plantar cara a aquellos que la tenían entre ceja y ceja parando los pies de éste tipo de individuos. Esa capacidad de no decaer pese a un acoso y derribo continuo es admirable y lo que tiene más mérito todavía es mantener la compostura, no perder las formas y no caer tan bajo como la otra parte. En definitiva, ser alguien educado.

Estamos delante de una concursante que no necesita tener poco más de veinte años para alzarse con el collar de líder. Tampoco tener un cuerpo de muñeca para ganarse al público fácil y por último ha mantenido las mismas ganas inmensas de concursar durante los tres meses de reality. Hay que resaltar éste último aspecto ya que no se ha rendido ni en una sola situación ni tampoco ha pedido al público salir expulsada. Es alguien que si le ofrecieran volver a concursar lo haría y con los ojos cerrados, ese espíritu blanco la hace muy grande. La superación ha definido su estancia en la isla, como ella siempre dice yo soy muy fuerte mentalmente y esa parece ser la clave. Saber que en una prueba física de liderazgo o recompensa no puedes correr tan rápido como otros teniendo así una menor agilidad es algo que te puede hacer sentir inferior, mal, pero ella lo equilibraba con la mayor fuerza, empujón e intensidad.

El argumento estrella de la telerrealidad que se utiliza cuando no se tiene ninguno de contundente es aquel de tener dos caras, una delante de cámara y otra cuando ésta no está grabando. Tal aspecto es algo que Raquel ha tenido que escuchar día sí, día también. Esto es algo que se han llenado la boca de decir ya expulsados u otros que siguen luchando por la victoria final. ¿Qué sentido tiene decir eso cuando conocemos a Raquel desde hace más de diez años en TV? Ninguno. Sabemos que esa personalidad cercana, lineal y amigable es la que la caracteriza, la suya propia. Cuanta ignorancia por parte de algunos que, si no humillan, despotrican y se burlan de otros no generan contenido.

PUBLICIDAD

Raquel ha sido una concursante que no ha deseado el mal a ningún compañero cosa que hacia ella sí ha sucedido. Destinataria de improperios varios con el único objetivo de ponerla al límite mentalmente. Tener que oír que mientras tú estás concursando tu marido te es infiel con varias, escuchar que eres un lastre, ser testigo de desplantes y numerosas burlas y decenas de aspectos más son ejemplos de situaciones que Raquel ha tenido que afrontar. Es la única que, al recibir la comida repartida, manifiesta verbalmente hacia el resto un cordial que aproveche. No diferencia entre sus apoyos y aquellos que la tienen como el blanco fácil de los dardos envenenados. Esa educación, compañerismo, bondad y corazón debe ser clave para plantarse por delante del resto y ganar. Como espíritu de superviviente es alguien que ha colaborado y realizado todas las tareas habidas y por haber. Desde pescar, mantener el fuego, ir a por leña, recolectar almendras y ermitaños, cocinar etc. Cerrar éste artículo dando las gracias, enormemente, a Raquel por simplemente ser ella.

Y ADEMÁS:
Compartir:

Comentar

Tu correo electrónico no será mostrado. Los campos marcados con * son obligatorios.

PUBLICIDAD