PUBLICIDAD
Actualidad

La reportera de Mediaset denuncia el acoso de algunos aficionados en el Mundial de Rusia

María Gómez, única mujer que forma parte del engrosado equipo de Mediaset que se ha desplegado a Rusia, ha roto su silencio y ha estallado por el acoso que están sufriendo algunas reporteras.

Se agotan los calificativos que podrían recibir algunos desalmados que tienen por sistema acudir a eventos de este calibre con un fin: ensombrecer las horas de júbilo y divertimento. Si no cometen sus fechorías, no se sienten reconfortados, pero, claro, no entienden o no quieren entender que esa conducta impostada no es plato de buen gusto para quienes les rodean.

PUBLICIDAD

A menudo hemos asistido a un sinfín de altercados provocados por los famosos hinchas que tienen un sentido del fútbol muy distorsionado. Pero, aunque no se exponga tanto, también se producen otros episodios, a los que por desgracia estamos poco menos que acostumbrados, en los que los hooligans se sienten con la absoluta libertad de propasarse con las reporteras que a pie de calle echan el resto para hacer unas conexiones impecables con las que acercarnos la realidad.

Es a lo que se han tenido que enfrentar las reporteras de la televisión colombiana, brasileña o alemana; sobre las que se han abalanzado en un intento por besarlas, mientras hacían sus respectivos directos, como si de una gracia se tratara. Por eso, y porque los antecedentes que hay en este tipo de campeonatos son numerosos, la periodista de Mediaset, enviada especial para cubrir el evento en el país de Putin junto al resto de la plantilla, ha decidido impugnar de una vez estas situaciones que se han ido reproduciendo en los doce días de competición.

PUBLICIDAD

Basta ya de este tipo de actitudes, basta ya de este tipo de hombres. Somos trabajadoras, no somos floreros, no estamos esperando besos que no pedimos, no somos muñequitas que estamos en la calle. Somos profesionales y pedimos simplemente respeto”, sentenciaba María durante una conexión en el programa de Nico Abad en Be Mad. No obstante, no ha sido la única vía por la que ha expresado su indignación, también en Twitter ha querido hacer un guiño y agradecer los mensajes de apoyo que ha recibido tras hacer esa denuncia.

PUBLICIDAD

Explicaba además que, la sugestión que les ha invadido a consecuencia de un acoso que no cesa, ha provocado que los equipos hayan tomado la decisión de evitar las conexiones, en la medida de lo posible, en los exteriores y principalmente donde se colocan los aficionados. Una decisión que no debería haberse tomado nunca porque la solución no es esa. La solución pasa por tomar medidas a fin de que el Mundial de Rusia siga siendo el mundial del VAR y no el mundial del machismo.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD