PUBLICIDAD
ActualidadPortada

‘La Otra Mirada’ también se viste de Orgullo

La reivindicativa serie de TVE dedicó un magistral alegato a la visibilidad LGTB.

‘La Otra Mirada’ sigue visibilizando temas sociales que siguen muy presentes en la sociedad de hoy. En el noveno capítulo, ofrecido esta semana, el amor imposible entre dos mujeres fue la trama más destacada.

PUBLICIDAD

Ángela y Paula intentan vivir su amor en libertad en la Sevilla de los años 20. Ambas son descubiertas besándose por Macarena, la hija de Paula y alumna de la academia, quién no comprende en un principio que dos mujeres puedan tener una relación. Fue entonces, y tras un altercado con Ángela que le acaba propinando una bofetada tras amenazar con sacarlo a la luz, cuando la relación clandestina entre ambas empieza a peligrar.

«Si dos personas se quieren, ¿qué mas da?»

Una de las escenas más brillantes se produjo durante una charla entre varias de las alumnas de la escuela. ¿Pueden dos personas del mismo sexo sentirse atraídas?

PUBLICIDAD

«Pero ¿eso es posible?» comenta una de ellas. «Me parece antinatural, porque dos hombres no pueden tener hijos», expresa atónita otra alumna. «¿Y como lo hacen?» se preguntan inocentes. «Mi padre dice que es una enfermedad» se escucha. Algo que Roberta rebate: «Pues a mi me parece bien, si dos personas se quieren, ¿qué mas da?» «Deberían meterlos en la cárcel» le contesta otra joven sin razonar. Mientras la hija de Paula escucha la conversación y termina por estallar. (Ver escena en minuto 22:43).

Ángela rompe su relación con Paula

Ángela renuncia a su amor, atemorizada por el daño que podría hacer a su familia si se enterasen de que mantiene relaciones con una mujer. Por ello, la profesora ha decidido cortar todo contacto con la pintora y así tratar de reconducir su vida y recuperar el status quo que vivía antes de conocerla. Pero Ángela se topa con la cruda realidad, no es feliz.

PUBLICIDAD

Ángela le cuenta la verdad a su marido

Ángela, casada y con hijos no soporta más la situación, y termina por confesar la verdad a su marido. Lo que no esperaba era la mala reacción de éste, quién amenaza con denunciarla y le arrebata a sus hijos.

Este triste desenlace, que continuará en los episodios siguientes, no hace más que reflejar la terrible dificultad de vivir libremente el amor entre dos mujeres o dos hombres entonces, y aún ahora, por los prejuicios que siguen aferrados a nuestra sociedad, y que debemos derrotar para siempre. ¡Feliz Orgullo 2018!

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD