PUBLICIDAD
EspecialPortada

La publicidad encubierta en España

La televisión está asociada con la publicidad. Ambas se nutren y sin una de ellas, la otra cojearía. La televisión es el canal estrella para la publicidad, aunque muchas veces no se hace un uso adecuado, dependiendo de la Ley de cada país.

En nuestro país, la publicidad encubierta se encuentra en el punto de mira. Los publicitarios conocen las reglas de juego. El público detesta los cortes publicitarios cuando están viendo su serie o programa favorito. Los anunciantes incorporan sus marcas de indiscretamente mientras el espectador disfruta de su espacio favorito. Además resulta un tipo de publicidad más efectiva que la denominada «publicidad tradicional» porque para el espectador resulta mucho más creíble, que si se consume en los odioso «minutos publicitarios»

PUBLICIDAD

Existen dos tipos de publicidad, la pasiva que muestra el producto en la escena pero no hay ninguna interacción él y, por otra parte, encontramos la activa donde el producto es consumido por alguno de los personajes que actúan en la trama, pudiendo incluso hasta nombrarlo.

La publicidad encubierta tuvo su máximo apogeo en España durante la década de los noventa. Según un estudio de Consumidores en Acción (FACUA), se demostró la presencia de casi 500 productos y marcas comerciales en 36 series durante los años 1994 y 1999. Incluso se mostraban bebidas alcohólicas y marcas de tabaco. Actualmente está en vigor la Ley 7/2010, de 31 de marzo, General de la Comunicación Audiovisual, en su punto 18.2, prohíbe “la comunicación comercial encubierta y la que utilice técnicas subliminales”. Una manera de avisar al espectador de que lo que está observando también es publicidad. Aunque ochos años después aún no se cumple al cien por cien.

PUBLICIDAD

En la actualidad, se han detectado numerosos casos de publicidad encubierta. Las sanciones han dado un gran número de titulares en los medios de comunicación, donde la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha multado con cantidades astronómicas de dinero a grandes canales de televisión. Existen un centenar de ejemplos. Desde El Televisero te mostramos algunos que han acaparado bastante polémica.

Sálvame

El programa de cotilleos estrella, «Sálvame», fue sancionado allá por el 2015 con hasta 324.000 euros por publicidad encubierta de productos farmacéuticos. Pero ahí no acaba la polémica. Este mismo año el programa fue acusado por presentar una revista con fines comerciales con una posible multa de hasta 500.000 euros.

PUBLICIDAD

¡Qué tiempo tan feliz!

Otro programa de la misma cadena que cosechó muchos titulares por el mismo asunto fue “Qué tiempo tan feliz”. Dentro del programa había un apartado donde María Teresa Campos, imagen principal del espacio, aparecía acompañada de Meli Camacho, prescriptora de medicina estética, belleza y salud, donde los productos se presentaban de manera evidente.

Escenas de matrimonio

La serie cómica “Escenas de matrimonio” causó un gran revuelvo con una multa de hasta 530.000 euros en 2013. Donde el caso fue más allá porque aparecieron en escena dos marcas de bebidas alcohólicas.

Velvet

«Velvet» también fue acusada por publicidad encubierta en 2017. Se utilizó la marca de un refresco muy famoso a nivel mundial para ambientar el decorado de algunas escenas. Un toque de atención que fue más allá al mostrar el mismo producto en varios capítulos de las últimas temporadas.

Masterchef

«Masterchef» también se encontró en el punto de mira por llevar a sus participantes a diferentes lugares, ya sea temáticos o culturales de empresas privadas. Aunque el caso que suscitó un gran número de miradas tuvo que ver por mencionar una conocida bodega allá por el 2016.

Atrás quedaron los años donde la publicidad, tanto en series como programas, aparecían sin reparo. «Farmacia de Guardia» ya lo hacía en la década de los noventa, donde aparecían un gran número de marcas o los desayunos en la serie “Los Serrano”, donde se observaba como los protagonistas consumían productos alimenticios reconocidos y bastante populares. O incluso en el opening de “Aquí no hay quien viva”, donde aparece un famoso servicio de telecomunicaciones. El mismo caso se acontecía en “El internado”, pero con otra marca.

Una actualidad que no tiene nada que ver con nuestras series favoritas estadounidenses e inglesas. En reconocidas series como “Friends”, “Mad Men”, “Sexo en Nueva York”, por poner solo unas pocas, aparecen un gran número marcas de manera totalmente natural. Productos que te hacen asociar la marca con el propio personaje, haciendo que se te olvide que lo están utilizando para vender más.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD