AudienciasPortada

La crítica de la semana: Tres millones de razones

ANÁLISIS DE AUDIENCIAS | Semana del 5 al 11 de marzo de 2018

PUBLICIDAD

Más allá de los eventos deportivos, la televisión todavía es capaz de congregar a más de tres millones de espectadores frente a la pantalla. Los productos estrella de las dos principales cadenas siguieron dando la talla esta semana.

Nadie escucha sus canciones en Spotify, pocos críticos de televisión le dedican líneas en sus artículos y los informativos de la cadena no hacen conexiones en directo con los ganadores del programa…, pero con solo tres audiciones ‘La Voz Kids’ ruge con mejores datos de audiencia que la mayoría de las galas de la última edición de ‘OT’. A pesar de tratarse de dos programas de talentos musicales no tienen nada que ver el uno con el otro, ni el público que los consume. Mientras los triunfitos son devorados por la Generación Z y los Millennials, ‘La Voz Kids’ goza de un público mucho más transversal y familiar. Mientras unos estaban encerrados en una academia y requerían un seguimiento diario, los otros son de consumo de usar y tirar. Lo que nadie puede discutir es que ‘La Voz Kids’ sigue siendo un éxito en su cuarta edición, y es probablemente el formato de entretenimiento con más seguimiento de los últimos años. El lunes marcaba un estupendo 23,3% de share, a más de 10 puntos de las ofertas del resto de cadenas (‘Maestros de la costura’ o ‘Apaches’). Esta edición presenta un trío en el jurado con el equilibrio perfecto: al lado de un divertido y excesivo Antonio Orozco o de una Rosario que peca de benevolente, nos encontramos a un Melendi en toda su plenitud. El asturiano es serenidad e implicación con el concurso a partes iguales, sin necesidad de adornar con estridencias sus intervenciones. Lejos de aburrir, sus comentarios aportan algo de calidad ante tanta palabra amable.

La polémica siempre viene bien para promocionar un espacio televisivo, y si no que se lo pregunten a Telecinco y el rédito que sacaban en sus tiempos mozos cuando algún juez desubicado “prohibía” la emisión de sus espacios más controvertidos. En 2018 el Gordo le ha tocado a Antena 3 con el secuestro por orden judicial del libro ‘Fariña’. La cadena tenía prevista la emisión de su nueva ficción basada en dicha novela para más adelante pero los acontecimientos precipitaron el estreno de la serie aprovechando la polvareda levantada por la polémica, un movimiento rápido e inteligente por parte de Antena 3. La promoción se ha hecho sola y ‘Fariña’ en su segundo capítulo se consolida como la oferta más vista de la temporada en Antena 3, esta semana se mantenía respecto a su estreno con un magnífico 21,3% de share. Pero la serie es mucho más que sumarse a la ola del revuelo mediático, ‘Fariña’ es un thriller hiperrealista para agregar al listado de las mejores ficciones españolas. Una obra más en la vitrina de grandes éxitos para su productora Bambú. La ficción tiene la habilidad de introducir al espectador en la escena gracias al cuidado de sus planos, a un tratado de la imagen exquisito que consigue un color grisáceo que le acompaña durante todo su metraje y unas  grandes interpretaciones con el mejor acento del norte. Una trama de acción bien resulta que se adapta a su espacio geográfico y respeta en todo momento la idiosincrasia gallega.  Durante más de una hora los martes por la noche nos transportamos a la Galicia más profunda de los años 80, para sentir la lluvia en los zapatos y el suspiro del crimen a nuestras espaldas.

Y ADEMÁS:
Compartir:

Comentar

Tu correo electrónico no será mostrado. Los campos marcados con * son obligatorios.

PUBLICIDAD