PUBLICIDAD
Actualidad

Mercedes Milá revela un intento de soborno antes de su entrevista a Adolfo Suárez en TVE

La periodista repasó su trayectoria profesional junto a Ana Pastor en ‘¿Dónde estabas entonces?’.

El pasado martes, ‘¿Dónde estabas entonces?’ repasaba cómo eran las entrevistas allá en el año 1986 y, para hacerlo, Ana Pastor decidió invitar a la entrevistadora por excelencia de la televisión, Mercedes Milá. Dos periodistas de bandera juntas rememorando los momentos más emblemáticos de Milá por aquel entonces. Por una vez, la que fuese presentadora de ‘Gran Hermano’, cambió de cadena y grupo para sumergirse, vídeo a vídeo, en sus entrevistas más recordadas.

PUBLICIDAD

Sin duda, la más sonada de ellas fue la que realizó a su propio jefe entonces en TVE, José María Calviño. No sólo no suavizó las preguntas sino que llegó a cuestionarle si se podía hacer periodismo sin recibir presiones de esta manera: “Estoy segura de que mucha gente estará diciendo: pero cómo puede tener la caradura, el señor Calviño, de decir eso cuando es recientísima la suspensión de un programa como La Clave”.

No contenta con ello prosiguió con preguntas como: “¿Usted duerme bien?”“¿Y su mujer aguanta tener a su lado a semejante monstruo? Porque si se tiene que fiar de lo que dice la prensa, la radio y la gente, dirá: ‘Pero bueno, con quién me casé yo, madre mía de mi vida, sin saberlo‘”.

PUBLICIDAD

La propia Ana Pastor le decía tras visionar el vídeo: “un piropo: no te callas ni debajo del agua”. Mercedes Milá explicaba entonces que Calviño le estaba mintiendo en su cara y que él y ella lo sabían porque llegó a pedirle que no entrevistase a Suárez. Cuando Pastor le preguntó que pasó después de esa entrevista, Milá aseguraba que “nada, porque yo no tengo ningún miedo reverencial. Me da lo mismo que sea mi jefe, el Presidente del Gobierno o el Ministro del Interior. Miedo tuvieron los que vivieron bajo la dictadura”.

Ambas periodistas continuaron repasando entrevistas de la presentadora en TVE, que dejó claro que “así es como se debe entrevistar, sobre todo en directo”. Al tratar el tema de Adolfo Suárez y de cómo le llamó “chulo” en directo su justificación fue clara: “esas cosas un político tiene que estar preparado”.

PUBLICIDAD

Además, con respecto a esa entrevista, aprovecharon para hablar de las prácticas en aquellos tiempos. Milá desveló que antes de su entrevista con Suárez le regalaron unos pendientes, valorados en 500.000 pesetas para que lo tratara amablemente y que ella misma cogió su moto enfadada para devolverlos: “Si algún día quieres darme las gracias me mandas unas flores”.

 

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD