PUBLICIDAD
Actualidad

Las indiscretas preguntas de Lucía Etxebarría incomodan a Rappel en ‘Ven a cenar conmigo’

Este martes se emitió la segunda entrega de la versión de famosos de ‘Ven a cenar conmigo’, donde el anfitrión era Rappel, que invitó a Ana Obregón, Víctor Janeiro y a Lucía Etxebarría a su hogar para que degustasen el menú que el vidente tenía preparado para poder ganar el concurso.

Rappel comenzó a mostrar a la audiencia su enorme casa, además de su espectacular terraza de 1500 metros: “Yo tenía una casa frente al Retiro, la vendí y buscamos otra casa que tuviera terraza”, explicaba antes de recibir al resto de participantes.

PUBLICIDAD

Una vez recibió a los invitados, Rappel ofreció al resto de concursantes jamón y queso manchego. En esta ocasión, Ana Obregón, que justificó la noche anterior que no podía comer nada en casa de Lucía Etxebarría a causa de una “gastroenteritis”, no tuvo reparos en probar los entrantes que le ofrecía el ex concursante de Gran Hermano VIP. Pero esto no fue lo único que probó: con escusas del tipo “igual el pollo sí lo puedo tomar, voy a llamar al médico”, la actriz degustó casi al completo el menú que le ofrecieron ante la mirada de la escritora.

El menú, que Rappel preparó con la ayuda de Aurora, su asistenta, consistía en rollitos de salmón marinados, pollo a la provenzal con corazones de alcachofa y volcán de chocolate con dulce corazón interior, un nombre que llamaba más la atención que el hecho de decir que su postre era, básicamente, peras al vino bañadas en chocolate. El menú encantó tanto a Víctor como a Ana, pero menos a Lucía, que apenas probó la alcachofa y la ensalada que acompañaba al salmón, debido a su condición de vegetariana. Ante esto, la escritora comentó una frase que no hizo mucha gracia en las redes sociales:

PUBLICIDAD

 

PUBLICIDAD

https://twitter.com/msanj10/status/968613882959945728

 

Y es que la escritora protagonizó de nuevo dos momentos incómodos para Rappel. Uno de ellos se dio cuando le preguntó de dónde venía su alto nivel de vida, ante lo que el vidente le contó de forma educada que “trabajo desde los 13 años” pero no tanto cuando estaba solo ante las cámaras del programa: “perdona que te diga, ¿a ti que te importa?”.  Por otro lado, el hecho de que Rappel hablase del libro que estaba preparando y Lucía le cortase para pedirle que le regalara la túnica que le prometió tampoco le sentó bien al futurólogo, que consideró este acto de poca educación.

Una actuación con mariachis fue el culmen de esta cena que finalmente sí gustó incluso a Lucía, que le dio un sobresaliente. Con 28 puntos sobre 30, Rappel ha conseguido que el resto de sus compañeros lo tengan muy difícil para ganar, conquistando no solo a sus comensales sino también a una audiencia que subió en más de 200.000 espectadores con respecto a la semana pasada.

 

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD