OpiniónPortada

‘Cuerpo de élite’, cuando el empoderamiento femenino toma el mando

‘Cuerpo de élite’ ha dado el salto a la pequeña pantalla.

¡No! No estamos hablando de la taquillera película de 2016 que llenó los cines con más de un millón de espectadores y con una recaudación de 6,5 millones de euros. Una película que se ha convertido en serie gracias a Atresmedia Televisión con la colaboración de MOD Producciones. Aunque el nombre de la serie sea igual que el del largometraje, los personajes, en esta ocasión, son diferentes. Sólo repite en el reparto el cómico Joaquín Reyes, por lo que puedes pasar del visionado obligatorio de la película para poder disfrutar de la serie.

PUBLICIDAD

Los protagonistas interpretan a personajes de lo más variopintos. Encontramos a una boina verde llamada Elena, que en este caso lo interpreta Cristina Castaño. Una ama de casa todoterreno experta en lucha y armas. Atrás quedaron los años donde actuaba en “La que se avecina”, donde explotó al máximo su faceta más cómica. Queda claro que la comedia, junto con la acción, le queda como un guante.

Otro protagonista de la serie que viene de una mítica serie, en este caso Aída, es Canco Rodríguez que interpreta el papel de un policía nacional pero con sorpresa llamado Salva Baeza . Es uno de los personajes más cómicos de la serie, donde el público soltará más de una carcajada con él. Aquí cabe mencionar a la actriz Adriana Torrebejano que interpreta el papel de Berta Capdevila, una ex mossa d´esquadra astuta y con alma de líder. Una experta en manualidades que idea la solución de la primera trama. Se nota que entre ella y el personaje de Salva Baeza hay cierta tensión que acabará convirtiéndose seguramente, con el paso de los capítulos, en una tensión sexual.

Los otros dos personajes protagonistas que completan el reparto son el alocado fan de Chimo Bayo y miembro del tedax cuya pasión son los aparatos explosivos es Ximo Moltó, interpretado por el actor Octavi Pujades, el cual menciona bastantes tópicos valencianos. Y por otra parte, encontramos al bondadoso, torpe y religioso Josemari, interpretado por Álvaro Fontalba.

La primera misión, como se preveía venir, se podría clasificar como cómica e irónica. La trama de la misión no tiene desperdicio. La misión consiste en “rescatar” de una fiesta en el oeste europeo al fiestero sobrino del Rey. Una misión que comienza mal y acababa desastrosamente. Una misión que al final se soluciona más con palabras que con peleas y efectos especiales. Todo ello ubicado en una escenografía que recuerda a unas oficinas secretas de una película de James Bond pero con un aspecto más científico y cómico. Incluso el decorado recuerda al interior de una nave especial, con esos tonos grises y pantallas verdes tecnológicas.

PUBLICIDAD

Sin lugar a dudas, lo mejor del inicio de la serie es el poder que obtienen las mujeres en el capítulo, y que se esperan en los futuros episodios. Son ellas las que tienen el mando y elaboran mejor el plan. Al fin y al cabo, son ellas las que resuelven la embarazosa situación final. Un empoderamiento femenino que hace falta en televisión. La originalidad también hace acto de presencia durante la serie, sobre todo, en el momento de enseñar, el material que el equipo (el cepillo y la pasta de dientes con doble intención) utilizará durante su primer rescate.

Después de un capítulo vertiginoso, con un ritmo acelerado y con la presencia de un gran número de escenarios, “Cuerpo de élite” no tiene nada que envidiar a otras series de acción o cómicas. El público tiene la última opción para darle una oportunidad, pero por ahora los martes son noche de aventuras y risas con “Cuerpo de élite”.

Compartir:

Comentar

Tu correo electrónico no será mostrado. Los campos marcados con * son obligatorios.