PUBLICIDAD
OpiniónPortada

Crítica de ‘Maestros de la costura’: Del solomillo wellington al canesú

El nuevo talent show de La 1 se estrenó fuerte con un 17% de cuota y más de 2 millones de espectadores. Este dato significa estar un 47,1% por encima de la media de la cadena, ahí es nada.

Anoche TVE lanzó su nueva gran apuesta para los próximos meses, un talent show basado en la costura con tres jueces de renombre y una gran presentadora como es Raquel Sánchez Silva.

PUBLICIDAD

Los comentarios en las redes no se hicieron esperar. Muchos espectadores destacaron la semejanza de la estructura del programa con Masterchef, y no se equivocaron. De hecho, la productora, Shine Iberia, es la misma. Pudimos ver una realización, musicalización y montaje clavado al del programa de cocina. Eso sí, pasamos de hablar de deconstrucciones, esferificaciones, espumas, salsas, para dejar paso al canesú, al patrón, los volantes, lazos, corchetes y la manga sisa. Si lo asemejamos a un producto cualquiera, el envase es exactamente el mismo que el de su hermano mayor, lo único que cambia es el contenido. Un contenido basado en el arte de la costura y eso es un punto muy a favor del espacio a nivel cultural.

Respecto a los jueces destacar a Lorenzo Caprile, que desde primer momento dejó claro que esto no va a ser un camino de rosas. Mostró su lado más amable pero también el más serio y guerrero. De hecho, pudimos verle en varias ocasiones bajarle los humos a uno de los concursantes con gran acierto. Creo que va a ser el gran descubrimiento televisivo del programa y va a dar mucho juego. Por su parte, la maestra de ceremonias, Raquel Sánchez Silvia, maneja a las mil maravillas todos los hilos que tejen el formato.

Destacar el amplio plató del espacio. Bien es cierto que bajo mi punto de vista un tanto cargado de atrezzo. Por otro lado, uno de los ventanales con fondo azul no estaba del todo iluminado en uno de sus laterales. Es un detalle muy freak, pero sorprende verlo teniendo en cuenta que la productora cuida los detalles escenógrafos al máximo.

Un programa de estas características debe tener un elenco coral de concursantes y en Maestros de la costura se cumple. En la primera gala pudimos ver, entre otros, una chica que trabaja en una gasolinera con un look muy transgresor, unos divertidos gemelos amantes de la costura o la típica señora de mediana edad que disfruta enormemente cosiendo. Veremos si con el paso de las semanas, se consigue crear un vínculo entre concursantes y espectadores.

PUBLICIDAD

La primera gala duró cerca de dos horas y media. Quizá con la mitad del tiempo sería suficiente pues el sector de espectadores no tan acostumbrados a toda la nomenclatura y tecnicismo que rodea la costura, puede sentirse extra cargado de información. Pero claro, a TVE le interesa alargar al máximo el chicle por temas de share. Es algo que no va a cambiar en las próximas semanas con total seguridad.

Lo cierto es que TVE lo ha vuelto a hacer, ha vuelto a la senda de la innovación de formatos. Evidentemente que se parece a Masterchef, pero le han dado un giro al concepto. Un programa que triunfa en el Reino Unido y que por vez primera llega a España de la mano del ente público. Una apuesta así, por la cultura de la costura, es de agradecer y hay que destacarlo. Como en su día pasase con el mítico 1,2,3 responda otra vez, Operación Triunfo o el propio Masterchef. Eran formatos desconocidos para todos en su momento y TVE apostó por un producto diferente que acabó cautivando al espectador.

Veremos si Maestros de la Costura puede mantener el dato de audiencia del día de su estreno. Entre las claves más importantes, será atrapar al target adolescente. Un target acostumbrado a otro tipo de productos. Lo seguiremos de cerca, todos los lunes en La 1 de TVE.

Y ADEMÁS:
Compartir:

Comentar

Tu correo electrónico no será mostrado. Los campos marcados con * son obligatorios.

PUBLICIDAD