Especial

Todo lo que no sabías de Eurovisión

Se aproxima una nueva entrega de Eurovisión. Un certamen amado y odiado por el público.

El próximo “Festival de la Canción de Eurovisión” se celebrará en la capital portuguesa, Lisboa, durante los días 8, 10 y 12 de mayo, siendo este último la gran final del acontecimiento musical. A continuación, os mostramos el origen del concurso y te contamos todos lo que no sabías.

PUBLICIDAD

Un festival que consiguió el récord Guinness por convertirse en la competición musical más longeva del mundo. Eurovisión comenzó su andadura en 1956 en Lugano, Suiza. País anfitrión que resultó ser el primer ganador de la historia. Un acontecimiento ambicioso que tenía como principal objetivo unir a todos los países que en aquel momento formaban parte de la Unión Europea de Radiodifusión (UER). Certamen que en un primer momento no era conocido con el nombre de “Eurovisión”, sino “Eurovision Grand Prix”, nombrado así por los países francófonos.

Poco queda de aquel momento donde tan sólo siete países participaron en su primera edición. Un modesto concurso de corta duración y sin tantos efectos especiales, tan característicos en las ediciones de los últimos años. Además fue la única edición que permitió a los participantes interpretar más de una canción. Pero, ¿este certamen es una oda a la música o esconde también otros intereses? El interés económico está claramente reflejado en el concurso. Cada año se celebra en el país vencedor aumentando su número de visitantes, incentivando el turismo y la economía de la zona. Además que un triunfo, aunque sólo sea musical, otorga prestigio al país.

España en Eurovisión

España no participó en el concurso hasta 1961. La primera representante fue Conchita Bautista y su “Estando contigo”, que acabó la novena en la clasificación. A partir de ese momento hemos proporcionado desde actuaciones impecables en los primeros puestos hasta interpretaciones que han obtenido, ni más ni menos, cero votos. La verdad es que los resultados son más pesimistas que optimistas. Tan solo hemos logrado ubicarnos en los diez primeros puestos en 28 ocasiones de 56 veces que hemos participado en el certamen. De esas 28 veces nos hemos alzado con la victoria dos años, y consecutivos. Además, España es uno de los países junto a Reino Unido, Italia, Francia y Alemania que tiene asegurado en la actualidad, su pase a la final desde 1999. ¿El principal motivo? ser unos de los países que más invierte en el festival. Aquí una de las controversias de si es más un concurso musical o su principal objetivo es el tema monetario.

La primera victoria fue la de Massiel en 1968 con su famoso “La, la, la”. Al año siguiente volvimos a ganar gracias a Salomé con “Vivo Cantando”. Aunque fue una victoria agridulce, ya que el primer puesto resultó ser un empate con cuatro países distintos. Justamente no había ninguna norma para evitar ese empate y los cuatro países (Reino Unido, Países Bajos, Francia y España) se alzaron con el premio.

PUBLICIDAD

No volvimos a estar más cerca del número uno hasta 1971 cuando Karina cantó “En un mundo nuevo” alcanzando un segundo puesto. Dos años más tarde España volvía a conseguir el segundo puesto con Mocedades y su himno “Eres tú”. Betty Missiego y Anabel Conde son las únicas dos artistas que volvieron a alcanzar el segundo puesto en 1979 y 1995 respectivamente.

Todas las canciones que se encuentran dentro del top cinco son de antes del milenio como “Lady, lady” de Bravo (1984), “Gwendolyne” de Julio Iglesias (1970), “Bailar pegados” de Sergio Dalma (1991) y “Bandido” de Azúcar Moreno (1990) con su icónico fallo técnico volviendo a repetir el inicio de la canción.

Una vez entrados en el 2000, nuestra puntuación en Eurovisión ha sido más bien pésima. El top tres está compuesto por David Civera con “Dile que la quiero” que alcanzó el sexto puesto en 2001. “Europe´s living a celebration” se alzó con el séptimo puesto un año después y Beth con el octavo con su tema “Dime”. A partir de ahí, la mayoría de nuestras posiciones dejan mucho que desear en las clasificaciones.

Ganadores y perdedores

El país con más victorias es Irlanda, aunque desde 1996 no logra llevarse a casa el gran trofeo musical. Irlanda ha ganado el certamen siete veces, tres de ellas seguidas entre 1992 y 1994. Suecia es el segundo país en conseguir más victorias. En total seis, la última en 2015. El top 3 lo cierra tres países: Francia, Luxemburgo y Reino Unido con cinco premios.

España ha repetido en tres ocasiones como la peor canción del festival. La última nada más y nada menos que el año pasado con Manel Navarro y su “Do it for your love”, pero obtuvimos la última posición ya con Remedios Amaya con “¿Quién maneja mi barca?” en 1983 y con Lydia Rodríguez y su “No quiero escuchar” en 1999. Además, en tres momentos hemos acabado con un cero redondo. Una con Remedios Amaya, otra con Conchita Bautista y su “Qué bueno, qué bueno” y con Víctor Balaguer con su “Llámame” en los años sesenta. Aunque el país que más veces ha acabado con cero puntos es Noruega en total de cuatro ocasiones.

Eurovisión 2018

Este año el representante de España saldrá de la academia de “Operación Triunfo”. No podían haberlo hecho mejor porque esta edición es el tema del momento. El gran éxito que están teniendo los concursantes recuerda a ese primer OT, donde Rosa López fue la elegida para participar en el certamen. Está claro que Televisión Española quiere recuperar ese éxito que obtuvo en aquel 2002. El próximo 29 de enero se sabrá quién irá a representar a España.

No hay que fijarse mucho para saber que el nivel de la academia de talentos es alto y este año podría haber un cambio monumental en Eurovisión. Lo que está claro es que el público eurovisivo español echa en falta una canción que llegue hasta lo más alto en la clasificación. Pero el éxito de un concurso nacional no tiene nada que ver con la conquista del corazón de toda Europa. Por ahora, tiempo al tiempo.

Compartir:

Comentar

Tu correo electrónico no será mostrado. Los campos marcados con * son obligatorios.