PUBLICIDAD
AudienciasPortada

La crítica de la semana: El año en que casi todos perdimos

ANÁLISIS DE AUDIENCIAS | Resumen 2017.

Telecinco sigue siendo la cadena más vista en España, La 1 coge aire en la recta final del año y en Antena 3 la fórmula familiar parece agotada. La fragmentación y la reducción del consumo televisivo tradicional marcan el año que dejamos atrás.

PUBLICIDAD

Por sexto año consecutivo Telecinco sigue siendo la cadena más vista en España. Los datos son inferiores a temporadas anteriores pero el principal canal de Mediaset mantiene el trono del reinado televisivo. Gran parte de este éxito recae en su formato más controvertido y a todo el contenido que autogenera a su alrededor. ‘Sálvame’ vivía sus horas más bajas durante el otoño pero el culebrón Maria Lapiedra reflotó sus datos, demostrando que todavía les queda mucha cuerda a Jorge Javier y compañía. Otro de los factores que explica el liderazgo de Telecinco son sus series, que a pesar de empezar a horas intempestivas, conforman el abanico de ficciones más fructífero de la televisión. Los estrenos de ‘Sé quién eres’  o ‘El Accidente’ y la rentabilidad de la longeva ‘La que se avecina’ han permitido fidelizar con la audiencia semana tras semana. Pese a la prescindible ‘Ella es tu padre’, 2017 ha sido un buen año para las ficciones de Telecinco, facturas cuidadas e interpretaciones brillantes respaldadas por los espectadores. En cuanto al género reality, la marca distintiva del canal, ha vivido su cara y su cruz. Mientras la última edición de ‘Supervivientes’ reventaba audímetros, ‘Gran Hermano’ agonizó en la parrilla con su temporada menos vista. El reality madre pasó con más pena que gloria por nuestras vidas, haciendo tambalear toda la estructura de la cadena y mostrando síntomas de agotamiento que invitan a dejar reposar el formato hasta nuevo aviso.

La segunda en el ranking sigue siendo Antena 3 pese a sufrir un descenso considerable. La cadena abanderada de la televisión familiar y los contenidos blancos vive un momento de indefinición preocupante. Los malos datos de la mayoría de sus ficciones, que fueron su buque insignia en años anteriores, pilló a sus responsables algo desprevenidos y sin nada decente que ofrecer en la recamara. La falta de previsión provocó que la cadena terminara inundando su prime time de cine americano. Antena 3 debería reformular sus noches y aprovechar el tirón que tiene ‘El Hormiguero’ de lunes a jueves. Los buenos datos cosechados por ‘Tiempos de guerra’ demuestran que todavía existe un público potencial que confía en la cadena para consumir ficción nacional. Pero más allá de las series, Antena 3 debe trabajar con más ahínco en el directo, algo que escasea en casi toda su parrilla. En estos tiempos en que muchos de los contenidos se consumen bajo demanda, la televisión debe estar viva y apostar por acontecimientos que se vivan al momento.

PUBLICIDAD

El único canal generalista que ha conseguido subir su audiencia en 2017 ha sido La1. El canal público ha encontrado en los talent shows su mejor baza para salvar los muebles. El gran éxito de todas las versiones de ‘Masterchef’ y el buen rendimiento de ‘OT’ han posicionado de nuevo a la cadena entre los espectadores nocturnos. El  mítico concurso musical ha resucitado en 2017 gracias a una puesta online inteligente que ha despertado al público más joven. ‘Operación triunfo’ es un programa que ha funcionado muy bien a nivel televisivo pero que su dimensión de fenómeno la adquiere gracias al seguimiento masivo a través de plataformas digitales. El talent show ha conquistado a los menores de 30 años pero es un gran desconocido para los que ya peinan canas. En todo caso, la apuesta era arriesgada y TVE acertó al resucitar el formato, uno de los espacios más vistos de la cadena que ha logrado que los jóvenes descubrieran que existe un canal público que hasta ahora los tenía olvidados. La1 ha reflotado su audiencia gracias a los concursos nocturnos pero tiene un programa diario al que debería agarrarse e inspirarse para seguir compitiendo entre las grandes. ‘Aquí la Tierra’ es de aquellos formatos que no generan grandes titulares pero que logran fidelizar al público de lunes a viernes con datos de audiencia muy superiores a la media de la cadena. Su mérito y su rentabilidad son mucho más importantes que los logros de formatos que brillan durante tres meses y desaparecen, es un respaldo diario sin fecha de caducidad.

Cuatro y LaSexta también han perdido algo de audiencia este 2017. Mientras la cadena verde se consolida como referencia informativa nacional, la hermana pequeña de Telecinco sigue sin encontrar su sitio. Catalunya fue el filón perfecto para LaSexta para amoldar su parrilla a la actualidad y sumar espectadores ansiosos de conocer al minuto las últimas novedades sobre el conflicto. Son los únicos que han sabido encontrar el equilibrio ideológico ofreciendo una cobertura apta para todos los posicionamientos. En esta apuesta total por la actualidad la cadena ha perdido definitivamente su anhelo de ofrecer entretenimiento; una apuesta arriesgada teniendo en cuenta que el tema catalán no puede ser eterno, o eso esperamos.  En Cuatro el asunto es algo más preocupante, pese al empeño de la cadena por reformularse y no tirar nunca la toalla. Las apuestas diarias como el programa de Flo o el ‘Singles’ de Nuria Roca han fracasado estrepitosamente, debilitando considerablemente su esqueleto y desdibujando de nuevo la imagen de cadena. Pero todavía hay esperanza, los éxitos de Samanta Villar, Risto o Calleja son las mejores bazas a las que agarrarse para seguir pensando que todavía hay vida para la cadena.

PUBLICIDAD
Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD