PUBLICIDAD
OpiniónPortada

Tensión, sorpresas y decisiones polémicas en la Gala 8 de ‘OT 2017’

Hubo un tiempo en el que los lunes eran sinónimo de estrés y vuelta a la rutina. Hubo un tiempo en el que su llegada suponía una bofetada de realidad después de un fin de semana libre de preocupaciones. Hubo un tiempo en el que eran agobiantes, interminables y caóticos. Sí, lo hubo, pero ya no. Y es que desde hace ya varios meses los lunes se han convertido en el día más esperado de la semana para todos aquellos que nos emocionamos y sentimos con Operación Triunfo.  

PUBLICIDAD

Convertido en un auténtico fenómeno de masas en su primera edición allá por el 2001, OT 2017 ha conseguido algo que para muchos era tarea imposible: volver a despertar en millones de personas la ilusión y el amor por un formato que algunos daban por acabado. Así, la emoción que nos transmitieron unos jóvenes e inexpertos »triunfitos» hace ya más de una década parece que ha vuelto para quedarse, eso sí, adaptada a una sociedad y a un consumo de televisión diferentes.

Después de más de cincuenta días de encierro en los estudios del Parque Audiovisual de Cataluña (exceptuando la salida a la multitudinaria firma de discos), los concursantes que continúan su experiencia en la Academia más famosa del país se han enfrentado a la octava gala de este talent show cantando todos en solitario y encandilando a unos espectadores que cada vez son más exigentes.

PUBLICIDAD

Como en el resto de ocasiones el espectáculo semanal de TVE fue inaugurado por Roberto Leal pasadas las diez y media de la noche y, esta vez, tenía todos los ingredientes necesarios para cocinar un GalOT de los buenos: actuaciones arriesgadas, una nominación ajustada y un aviso previo de Mónica Naranjo  en su cuenta de Twitter en el que advertía que la noche iba a dar que hablar. Y no se equivocaba.

La gala empezó por todo lo alto con la actuación grupal, en este caso Shake It Off de la archiconocida Taylor Swift en la que pudimos ver un buen rollo evidente sobre el escenario gracias a la puesta en escena dirigida por Vicky Gómez y también los primeros deslices en algunos concursantes. El directo tiene un peso muy fuerte y parece que algunos todavía no logran adaptarse del todo.

PUBLICIDAD

Tras la presentación como cuarto jurado de la gala del director de Cadena 100, Javier Llano, llegó el turno de los nominados: Cepeda y Raoul. 

Afrontando su cuarta nominación Cepeda defendió ‘’Vencer Al Amor’’ – India Martínez – tras una semana difícil con problemas en la voz. La cuerda floja desgasta y pasa factura, por lo que pese a haber mejorado respecto a sus ensayos al jurado le supo a poco e insistió en su deseo de escuchar al gallego en otro registro. Por su parte Raoul versionó ‘’Every Breath You Take’’  – The Police – y, como era de esperar, hizo justicia a sus pases de micros ganándose la admiración del público y convirtiéndose en TT durante la gala con el hashtag #RaoulSeQueda. El pescado estaba vendido por su parte, ahora tocaba esperar. Después de tantos nervios, Roberto Leal anunció las fechas de la gira de OT: 3 de marzo en el Palau Sant Jordi de Barcelona y 16 de marzo en el Palacio Vistalegre de Madrid.

Continuando con el show, Ana Guerra fue la encargada de dar el pistoletazo de salida a la tanda de actuaciones de los concursantes en la zona de confort en ese momento.  Lejos de lo que a principios de semana parecía que iba a ser un desastre digno de zapping, la canaria hizo honor a su apellido y sacó a la guerrera que lleva dentro protagonizando una de los números más espectaculares de la noche con »Sax» – Fleur East -. La actuación tuvo un importante seguimiento en las redes, las cuales se volcaron con Ana durante toda la semana y se llenaron de mensajes de apoyo ante la dificultad del tema al que se enfrentaba la canaria. No fue de extrañar, por tanto, que Ana Guerra saliese como la favorita del público en esta ocasión. Y es que la Bikina tiene cuerda para rato y puede con todo lo que le pongan por delante.

A Ana la siguieron  Alfred, que acompañado por la profesora Laura Andrés al piano interpretó ‘’Vete de mí’’ – Bola De Nieve – sin llegar a transmitirnos como en otras ocasiones y Aitana, que sorprendió con un estilo diferente al de las canciones a las que nos tenía acostumbrados en el programa. En esta ocasión defendió la balada »Chasing Pavements» – Adele – mostrando su versatilidad en un plató iluminado por los flashes de los teléfonos de un público entregado.

La noche fue avanzando y con ella la incertidumbre por saber quién abandonaría el concurso esta semana. Con Nerea sobre el escenario cantando »Superstar» – Marta Sánchez – la tensión pareció disminuir o, por lo menos, evadirse por unos minutos. Cómo no, otra semana más la catalana se lució con una actuación redonda. Y es que a esta chica tan pronto la vemos defendiendo una balada con uñas y dientes como la vemos moverse cual diva sobre el escenario con su micrófono de »diamantes». Y ya que hablamos de divas no podemos dejar de hablar de Amaia, la que muchos ven como ganadora y próxima representante de España en Eurovisión. La joven de 18 años nos remontó al pasado con la canción »Me Conformo» – Marisol -, ganándose así la ovación de muchos y la crítica del jurado por »no haber arriesgado». Y razón no les faltaba. Después de tirar abajo el plató con su »City of Stars» la de Pamplona no podía conformarse con menos. Para terminar con las chicas, Miriam y su interpretación de »I Wanna Dance With Somebody» – Whitney Houston -.  Y sí, la gallega tenía tantas ganas de bailar que lo hizo hasta con el presentador. ¡Qué razón tenía Joe cuando afirmó que la tormenta que estaba atravesando se había disipado!

Para culminar, Agoney y Roi con »Je Suis Venu Te Dire Que Je M’ En Vais» –  Serge Gainsbourg – y »Versace On The Floor»- Bruno Mars – respectivamente pusieron el broche a las actuaciones de una gala marcada por la controversia.

Tal y como había afirmado Roberto Leal al inicio del show, las sorpresas no iban a ser pocas. En esta ocasión se anunciaron firmas de discos en Sevilla y Madrid estas Navidades con la presencia de los concursantes que ya han abandonado la Academia y, además, pudimos disfrutar de las actuaciones en directo de Sergio Dalma y La Oreja de Van Gogh. 

Cuando llegó el momento de la expulsión el plató se paró. La tensión era evidente ya que en anteriores semanas el concursante salvado lo hizo con apenas un 53% de los votos. Cualquier cosa podía pasar, y todos lo sabían. Finalmente el porcentaje no cambió mucho. Esta vez  fue Raoul el elegido para abandonar la academia tras el 54% de votos a favor de su rival. Y es que parece que a Cepeda no le echan ni con agua caliente, independientemente de si esa semana lo hace bien o mal.

Tras las valoraciones de un jurado que volvió a hacer de las suyas y, en ocasiones, valorar de forma desconcertante e incomprensible algunas actuaciones, Agoney, Alfred, Roi y Cepeda fueron propuestos para abandonar la Academia. La salvación del primero por parte del claustro de profesores y la del segundo por parte de sus compañeros hizo que la lista se redujese a dos nombres definitivos: Cepeda y Roi se enfrentaran en un duelo que, tras la gala de Navidad de la próxima semana, decidirá cual de los dos gallegos deberá seguir concursando. ¿Continuará Cepeda eliminando a todo el que se cruce en su camino o llegará ya su hora? Próximamente lo descubriremos.

Y ADEMÁS:
Share:

1 comment

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD