OpiniónPortada

¿Ha superado ‘OT 2017’ como fenómeno social a ‘OT 1’?

Pocas veces la televisión genera un fenómeno social tan grande. A lo largo de la historia de la televisión multitud de programas han sentido muy de cerca el calor del público y la unión entre la pantalla y la realidad se ha visto más que estrecha.

Hacía tiempo que en España la televisión no generaba ese fenómeno. Nunca ha estado escondido, sino que, como OT, ha estado apagado, dormido.

PUBLICIDAD

Ahora, 16 años después del primer OT, el regreso del talent tras años de ausencias ha puesto patas arriba la parrilla televisiva y el día a día de sus espectadores. A pesar de haber tenido un regreso moderado -el estreno no cosechó un alto dato de audiencia- el programa ha sabido camelarse al espectador ganándose semana tras semana nuevos televidentes logrando una audiencia más que amplia, cercana a los 3 millones de espectadores. De esta forma se ha convertido en el talent musical más visto de este último trimestre del año debido a la gran pérdida de audiencia de ‘La Voz’ y la bajada de ‘Tu cara me suena’. Pero ya no hablamos de audiencias, sino del sentir generalizado de la sociedad española por la vuelta del concurso.

¿Qué tendrá OT para conquistar al público? La versatilidad de los concursantes, la existencia de plataformas para ver lo que ocurre en la academia 24 h. y la visibilidad de ciertos temas históricamente tabúes pueden ser sus principales motivos. Estamos ante un programa actual, reflejo del panorama social y que fluye solo sin necesidad de ahondar en la polémica entre concursantes y crear mecanismos estratégicos para ganar público como otros programas.

PUBLICIDAD

Comparar ‘OT 2017’ con la primera edición de ‘Operación Triunfo’ sería un error. Empezando por un público juvenil muy diferente al de hace 16 años, a las plataformas existentes para seguir el concurso que antes no había y a la sociedad actual. Y es que, aunque parezca mentira, 16 años dan mucho de sí y el regreso de OT ha servido para mucho. Ha servido, por una parte, para modernizar una televisión pública anclada para algunos en el pasado y, sobre todo, para retrotaernos a muchos a nuestra infancia y adolescencia. Para otros, ha servido para descubrir el enorme sentimiento que la televisión puede general en ellos por vez primera.

La buena química entre los concursantes, su día a día, ver cómo evolucionan artísticamente y el gran carisma de algunos de ellos hacen que muchos espectadores les adoren. Además, el surgimiento de una relación sentimental aviva esto que comentamos. Y es que muchos ya comparan la relación de Amaia y Alfred con la de Bisbal y Chenoa.

PUBLICIDAD

Y por si esto fuera poco, el anuncio de que el representante de España para el próximo festival de Eurovisión saldrá de OT ha llenado de locura tanto a los seguidores del programa como a los eurofans.

Por eso, y por mucho más, más que convertirse en un fenómeno en audiencias, en redes sociales, en plataformas de descargas musicales, ‘OT 2017’ se ha convertido en un fenómeno social 16 años después. Una prueba de ello han sido las innumerables colas que se han visto este fin de semana en la firma de los discos en Madrid, Barcelona y Valencia.

¡El auténtico OT está de vuelta! Enhorabuena a Gestmusic y a TVE por hacerlo posible.

Y ADEMÁS:
Compartir:

Comentar

Tu correo electrónico no será mostrado. Los campos marcados con * son obligatorios.

PUBLICIDAD