Actualidad

Pastora Soler en ‘Mi casa es la tuya’: “Si hubiera habido algo allí, me hubiera quitado la vida”

La cantante ha abierto las puertas de su casa al programa de Bertín Osborne y ha contado el momento más trágico de su vida profesional.

Este miércoles, Bertín Osborne se ha trasladado a Coria del Río para entrevistar a nuestra representante en el festival de Eurovisión de 2010, Pastora Soler. La cantante se ha sentado para hablar de su trayectoria profesional, desde sus inicios hasta la actualidad recordando buenos y agrios momentos.

Haciendo un repaso por su larga vida profesional, relata como salió de sus inicios musicales: “Lo pasé mal cuando dije que no quería hacer más copla”. Y así dio paso a grandes éxitos como ‘Corazón congelado’ o ‘Deseo’ que le otorgaron dos discos de oro y platino y fue en ese mismo instante cuando tuvo claro que hacer: “No quería ser artista de canción de verano, que quería cantar sobre dramas de amoríos. Así que pedí mi carta de libertad y me la dieron.”

El momento cumbre de su carrera musical fue cuando representó en el año 2012 a España en el Festival de Eurovisión y cuenta como se enteró de la noticia: “Fue mi hermano quien me dijo que le habían llamado para proponerle que fuese a Eurovisión”. La sevillana apunta que lo estuvo hablando con sus amigos de la industria como Rafa Cano, sin embargo y para sorpresa de todos, tanto su hermano como el locutor de Cadena Dial, le dijeron que no lo hiciese. Ante todo y todos, plantó cara y se lanzó a la aventura en busca de la canción perfecta: “Tiré de amigos como Bisbal o Malú para hacer campaña para que voten ‘Quédate conmigo’”. Además, ha comentado que pese a la experiencia vivida: “No volvería a ir a Eurovisión”.

La sevillana ha hablado de su peor momento profesional cuando hace casi tres años abandonó los escenarios tras sufrir un desmayo durante un concierto en su tierra natal, Sevilla: “Esa gira tenía un repertorio muy exigente y eso lo llevaba ya por dentro. Ya no disfrutaba como antes…”. Cuenta cómo vivió esa noche: “Lo siguiente que recuerdo es estar entre bambalinas, pero rápidamente me llevaron para dentro. Me dolía mucho por mi gente, que estaban allí, más que por mí”. Esta experiencia le marcó y le provocó ansiedad junto a un fuerte pánico escénico, que la llevó incluso a abandonar el Teatro Cervantes de Málaga. Sin embargo y para sorpresa de todos, la sevillana ha confesado que llegó a querer suicidarse tras sufrir el desmayo.

Tras este tenso momento se refugió en su familia y amigos: “Malú me dijo que tenía que subirme cuanto antes a un escenario”. En los últimos conciertos de la gira ya se daba realmente cuenta de que se estaba quedando sin voz y que no quería seguir cantando. Su hermano retrataba “lo difícil” que fue verla tirada en el suelo diciendo que no cantaba más. Pastora confesaba: “Me metí debajo de la mesa de mi camerino para intentar desaparecer y si hubiera habido algo allí, me hubiera quitado la vida. Era demasiado dolor. Cerré los ojos, me vistieron, me metí en el coche y no abrí los ojos hasta que llegué al hotel”. Fue en ese momento, cuando el coreógrafo y actual marido de la cantante, Francis Víñolo, tuvo que dar la cara y cancelar el concierto.

Una vez vivida esta desgarradora experiencia, publicó en su cuenta de Twitter sin consultar con absolutamente nadie que abandonaba su modo de vida y su pasión, la música: “Lo escribí y lo mandé. No he estado más segura de una decisión en mi vida.” A la velada se unieron otras cuatro mujeres que representaron a España en el certamen musical europeo: Soraya Arnelas, Rosa López, Remedios Amaya y Massiel, que se pasaron para comentar su vida profesional. Todas compartieron sus experiencias y relatan que sintieron al quedar cada una en distintos puestos: Massiel, ganadora y en contraste con Remedios Amaya que quedó última. Soraya por su parte, cuenta los numerosos problemas y obstáculos que puso la organización por su parte.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *