PUBLICIDAD
OpiniónPortada

‘Tu cara me suena’: las claves para ser el mejor programa de entretenimiento

Ha vuelto el espectáculo con mayúsculas a la televisión. ‘Tu Cara Me Suena’ ha estrenado su sexta edición. Superaron en audiencia a su rival más directo, ‘La Voz’. Volvieron a demostrar por qué es el mejor programa de entretenimiento que se emite actualmente. Corrían el peligro de sucumbir al desgaste. Después de una edición de anónimos que no tuvo el apoyo de las galas con artistas reconocidos, podía llevar a pensar que la fórmula del éxito comenzaba a agotarse. Todo lo contrario.

PUBLICIDAD

Estamos ante un equipo que sabe lo que se hace. Aunque la mecánica es la misma, han sabido conjugar de nuevo todos los elementos para que, aun siendo lo mismo, parezca diferente. No solo por el enorme plató que también estrenaban, sino porque el elenco de concursantes ha demostrado estar a la altura.

Bien es cierto que no daba un duro por el plantel de concursantes que se iba anunciando. Vaya por delante, y así lo he hecho constar en repetidas ocasiones, mi admiración por todos y cada uno de ellos. Pero no terminaba de verles el perfil para este programa. Sin embargo, han demostrado que saben dónde están, que son conscientes de la oportunidad que se les presenta, y que saben el escenario que están pisando y la repercusión que tiene su trabajo.

PUBLICIDAD

Sobre el ambiente flotaba un halo de humildad admirable. Todos han querido aprovechar el momento dando lo mejor de cada uno. En la primera gala pudimos ver a los concursante mimetizarse con el personaje. En veces anteriores, los participantes imitaban sobre todo vocalmente, pero no terminaban de meterse en el papel a nivel gestual. En esta primera entrega, les hemos podido ver a todos entregados, calcando cada movimiento, como podía verse en el vídeo comparativo. Todos, hasta el más inesperado, había hecho un gran ejercicio por acercarse a la imitación.

Demostraron que esto es solo el principio de una gran edición llena de talento, donde no va a faltar tampoco el humor. Pieza necesaria también del formato. Mi admiración absoluta hacia Diana Navarro. Ella, quizá, tiene la posición más complicada. Su registro vocal es muy marcado. Su timbre, su vibrato, sus giros son un sello identificable. Imitó a Kelly Rowland de manera notable, pero sobre todo con grandísima humildad. Sus ganas de aprender cuando es una maestra en la canción me emocionaron profundamente, las ganas de divertirse, de quitarse miedos, de hacer ver a sus compañeros que este tipo de programas no te restan sino más bien te suman.

PUBLICIDAD

También sorprendió gratamente David Amor con su imitación de J. Balvin. No era fácil el reto, no daba un duro por él como imitador pero sacó con nota al menos a mi juicio, no tanto al del jurado, un número muy complicado. Lo de Miquel Fernández no tuvo nombre. Fue Robbie Williams. Del principio al final de la canción. No menos sorprendente fue Fran Dieli por Miguel Bosé. Quizá uno de los artistas más complicados de imitar, que bordó a la perfección. Por no hablar de la ganadora. Pepa Aniorte se creyó Paulina Rubio. Descubrimos a una actriz, que ha demostrado sobradamente su talento actoral, cantando maravillosamente. La Terremoto de Alcorcón dejó ver que repetirá el perfil que dejaron Silvia Abril y Yolanda Ramos, que tantos buenos momentos nos han dado. Pero lo hizo a su manera, se dejó llevar y nos regaló los grandes momentos cómicos de la gala junto a David Amor. Solo pediría una cosa, que en algún momento se ponga en valor a Pepa Charro, la brillante actriz que da vida a la Terremoto.

Soy consciente de que estamos en la primera gala. Las imitaciones eran asequibles para todos los concursantes, seguramente muchos de los personajes a encarnar estaban en la lista de los participantes. Pero confío en que el nivel se mantenga. Todos han demostrado ganas de aprender con humildad, y eso es fundamental. Solo me queda pedir perdón a Tinet Rubira, director del formato. Le prometí que así lo haría si el casting me sorprendía. No me duelen prendas, y me rindo ante la evidencia con gusto. La primera gala me dejó con buen sabor de boca. Con ganas de más, con ganas de conocer a todos los participantes. Esto no ha hecho más que empezar, y tiene pinta de dar mucho que hablar.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD