OpiniónPortada

‘El incidente’ o el triunfo del simplismo adictivo

‘El incidente’ no era una gran apuesta de Antena 3. La serie producida por Boomerang TV llegaba dos años tarde tras no convencer en un primer momento a los responsables de Atresmedia. Este martes, finalmente, se estrenó. Con menos capítulos y editada. No sabemos cómo era la primera versión que no convenció a los directivos. Pero ‘El incidente’ engancha.

PUBLICIDAD

No es una gran serie. Tampoco la peor. Sin embargo, el piloto de la ficción te deja con ganas de más, aunque, por momentos, te invita a cambiar de cadena. Quizás la forzada edición del capítulo no ayuda. O las tramas demasiado inverosímiles -con especial atención a la virgen María embarazada sin tener relaciones sexuales- que rozan la comedia más surrealista.

‘El incidente’ es una serie irregular. Y adictiva. ¿A quién no le llama la atención los hechos sobrenaturales de un inocente pueblo madrileño? La intriga y el misterio, encarnada por una agente forestal interpretada por una magistral Pepa Ainorte, está conseguida. ¿Qué falla? La presentación de algunos personajes que rozan la máxima sobreactuación. El espectador se siente perdido. ¿Alguien se cree la pelea sumamente exagerada entre los personajes de Jordi Coll y Joaquín Notario durante la gran tromba de agua? No es creíble. Ni se entiende.

Es simple y adictiva. Como los ‘Multicine’ de Antena 3. Pero es una serie que no merecía estar en el cajón y, mucho menos, ser relegada a laSexta como si fuera un producto indigno de ver. Porque ‘El incidente’ cumple su función. Entretiene y evade, es fácil de ver y reabre el camino a la ficción española, orientado en los últimos años al ‘thriller’ demasiado manoseado.

Compartir:

Comentar

Tu correo electrónico no será mostrado. Los campos marcados con * son obligatorios.