AudienciasPortada

La crítica de la semana: A la vejez, viruelas

ANÁLISIS DE AUDIENCIAS | Semana del 1 al 6 de agosto de 2017

PUBLICIDAD

La longevidad de algunos programas de televisión parece no tener fin; conviven entre nosotros como parte de nuestra historia y siguen dando a las cadenas grandes réditos de audiencia. Lo añejo encuentra su sitio y esta semana nos deja buenos ejemplos de ello.

La televisión acostumbra a retratar a las personas de la tercera edad como meros cuidadores de nietos, o en forma señoras que van a pasar la tarde al plató de ‘Sálvame’.  Los abuelos fueron desplazados de la parrilla para dejar paso al descaro juvenil, convirtiéndose en personajes secundarios para un público poco acostumbrado a ver en el papel protagonista a los mayores de 60 años.  Por fin, con el estreno del reality ‘Hotel romántico’, los mayores son tratados como se merecen. Nada bueno se podría esperar de un dating show emitido en La1, pero este nuevo formato se encarga de dignificar un poco el pésimo año que ha vivido la cadena pública. ‘Hotel romántico’ no trata de ridiculizar ni de infantilizar la figura de los que ya hace lustros que peinan canas, los sitúa como adultos en busca del amor con todos los matices emocionales que esto conlleva. El programa se encarga de recordarnos que la vida sigue más allá de los sesenta, que el ganchillo y la petanca son opciones pero no el final que nos espera a todos. Roberto Leal conduce el reality con maestría, resulta simpático sin parecer sobreactuado, a la vez que ofrece un relato cercano sin resultar empalagoso. La pena de todo esto es que el programa marcaba el pasado viernes un paupérrimo 4,9% de share. El público potencial de La1 está tan adormecido después de tantos años de ser tratado como a un bonsái que ver una cita entre sus iguales, en un contexto alejado de la burla,  debe resultarle chocante.

La experiencia es un grado, la nostalgia y el recuerdo están de moda en televisión y pese a los años hay clásicos de la televisión que están viviendo sus horas más dulces. 20 años cumplió este verano el espacio ‘Corazón’ de Televisión Española, y parece que no acusa el paso del tiempo y en las últimas semanas se encuentra en uno de sus mejores momentos, el viernes lideraba el mediodía estival con un estupendo 14,5% de share. Con un leguaje audiovisual muy alejado de los cánones del Siglo XXI, el espacio presentado por la impertérrita Anne Igartiburu es el reflejo de la crónica social más amable y mamporrera. El acto más canalla es narrado entre algodones y la vida siempre es vista de color de rosa, aupando a los famosos hasta un estrato superior y dejando claro que nunca han dejado de existir las clases. Un programa perfecto para hacer la siesta en familia, con una ubicación en la parrilla muy consolidada y un archivo de imágenes único del que solo dispone la cadena pública.

La mitad de los años del programa de la Igartiburu son los que cumple ‘Pasapalabra’ en Telecinco, el concurso celebra este verano su décimo aniversario. Una edición especial del programa en la que representantes de todas las comunidades autónomas se disputan el campeonato, un punto de partida apetecible que muy pocas veces se ha potenciado en España. El formato presentado por Christian Gálvez sigue en plena forma y es el rey indiscutible de su franja, con datos superiores al 16% de share y estando todos los días de la semana entre los programas más vistos de la jornada. La implicación que transmite su presentador, que  emana la misma energía que el primer día, es uno de los grandes secretos para entender la longevidad de este concurso diario.

PUBLICIDAD
Compartir:

Comentar

Tu correo electrónico no será mostrado. Los campos marcados con * son obligatorios.