PUBLICIDAD
Opinión

‘Juego de Tronos’: una vuelta a los orígenes

CRÓNICA TEMPORADA 7.

‘Juego de Tronos’ lo ha vuelto a hacer de nuevo: dejar boquiabiertos a los seguidores de la aclamada serie con su séptima temporada. El lunes 28 llega a España el último capítulo  y los seguidores no pueden aguantar más. Sin embargo esta temporada tampoco ha sido fácil para HBO ya que ha sufrido varias filtraciones y “descuidos” pero sin duda alguna el titular de la misma sería: La vuelta a los orígenes.

PUBLICIDAD

La implacable Daenerys Targaryen llega a Rocadragón, cuna de la casa de su familia y de grandes cantidades de vidriagón, dispuesta a conquistar los 7 reinos y recuperar el trono. Toda la trama principal depende de las acciones de la Madre de Dragones: la partida ya ha comenzado y aconsejada por su mano derecha, Tyrion Lannister, antes de reinar sobre cenizas es mejor agotar los víveres del enemigo. Planean conquistar Roca Casterly para agotar los suministros de Desembarco del Rey y sediar las casas colindantes a la Casa Lannister con ayuda de los sobrinos de la Casa Greyjoy, la reina de Dorne y sus tres hijas.

La casa Stark parece renacer de sus cenizas y las cuentas vuelven a saldarse: Arya venga a su familia tras la “Boda Roja”, eliminando a la Casa Frey del mapa y a su cabeza, Walder Frey. Las hermanas Stark, Jon Nieve y Brandon Stark regresan a Invernalia. Esta unión durará poco debido a la invitación a Rocadragón por Daenerys (influenciada por Melisandre) a Jon Nieve para postrarse, algo con lo que Sansa se muestra en desacuerdo. De tal manera que Jon acepta la invitación interesado por el vidriagón y deja Invernalia en manos de Sansa. Se ha creado un gran revuelo respecto a estos dos personajes y a la remota posibilidad de que mantengan un romance: Jonerys. La atracción está más que clara, pero como todo en la vida el poder y el amor no se llevan de la mano y hasta que no se arrodille ante su legítima reina, Daenerys no dará su brazo a torcer.

PUBLICIDAD

Unas nuevas tramas dan comienzo y otras llegan a su fin: ya se descubre quien fue el verdadero asesino de Joffrey Baratheon, Olenna Tyrrel, acto que reconoce segundos antes de su muerte. Los Lannister borran del mapa a la Casa Tyrell, consiguiendo que caiga el último pétalo de la rosa dorada. Cersei va eliminando enemigos y buscando nuevos aliados como ocurre con Euron Greyjoy, empeñado en casarse con ella. Sus sobrinos Yara y Theon Greyjoy junto a la reina de Dorne y sus hijas embarcan rumbo Desembarco del Rey sin embargo son asediados en alta mar por su propio tío que las captura para llevárselas como regalo a Cersei, mientras que Theon huyendo se tira al mar. Cersei vengará la muerte de su única hija, Myrcella Lannister.

Tras el ataque a las casas aliadas de Dorne y Greyjoy, Daenerys decide que es hora de luchar por lo suyo y ataca las defensas de los Lannister. Por otro lado, algunos personajes resultan invencibles como Jorah Mormont que es curado de la psoriagris por el novato maestre Samwell Tarly y se pone de nuevo al servicio de su reina o el soldado “El Perro” que aún sigue con vida. Éstos últimos junto a Jon Nieve varios hombres salen en una expedición para captura un caminante blanco para que Cersei crea la leyenda de la existencia de los caminantes blancos y de su avance con la llegada del Invierno.

PUBLICIDAD

Tras una encerrona, la Madre de Dragones junto a sus tres dragones aparece al rescate, sin embargo no todos los finales son felices y éste no iba a ser menos, el Rey de la Noche consigue acertar y matar con una lanza a Viserion que cae abatido al suelo. Saliendo airosos de la encerrona, el penúltimo capítulo termina con la escena de caminantes blancos sacando a la superficie con cadenas al dragón. Tras unos segundos de tensión, al ser tocado por el Rey de la Noche, Viserion, deja ver su ojo azul convirtiéndose así en un dragón de hielo.

 

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD